Edgard Tijerino
  •  |
  •  |

Viendo salir a Chris Carpenter con su brazo doblado después de cinco entradas tratando de zigzaguear dificultades, uno podía preguntarse sin una pizca de ingenuidad, pero con algo de incredulidad: ¿es ese uno de los candidatos al Cy Young de la Liga Nacional? Anoche, sencillamente no lo pareció, en ningún momento, y los Dodgers sacaron provecho a su naufragio, triunfando 5x3 en el inicio de la serie divisional de la Liga Nacional, pese a que el zurdo Randy Wolf tampoco respondió a las expectativas.

Chris Carpenter perdió seis aperturas “reparando” su escopeta derecha, aun así ganó 17 juegos para los Cardenales y fue líder en efectividad de la Liga Nacional con 2.24 de promedio en 192 entradas y dos tercios; desde el 30 de junio sólo fue derrotado una vez por los Bravos de Atlanta el 13 de septiembre; además, había vencido a los Dodgers en los dos enfrentamientos de la temporada; luego, su superioridad sobre el zurdo Randy Wolf al momento de levantarse el telón del primer juego era algo obvio; pero ¿qué está escrito en el béisbol?, ¿desde cuándo las cifras cultivadas garantizan certeza?.

Raramente, Carpenter estuvo flanqueando constantemente, hasta que fue retirado de la colina después de cinco entradas, y finalmente vencido 5x3 por los Dodgers en Los Ángeles.

¡Ah, si Matt Holliday truena con las bases llenas sin out en el propio primer inning, el rumbo del juego podía haber sido otro!

Pero fue ponchado por Wolf en el out más importante de la noche, reduciendo a los Cardenales a sólo una carrera producida por hit de Ryan Ludwick, que mantuvo llenas las bases, sólo para que Yadier Molina bateara para doble play.

Ese pequeño estímulo fue malogrado inmediatamente por Carpenter, golpeado por hit de Furcal y jonrón de Matt Kemp.

De manera que, antes de sacar el primer out, el pitcher más confiable de San Luis había perdido la ventaja y estaba atrás en el marcador 2x1. Los Dodgers no capitalizaron un triple de Furcal en el segundo, pero aumentaron 3x1 en el tercero por hit remolcador de Casey Blake, y aunque no anotaron en el cuarto pese a llenar las bases, agregaron una carrera en el quinto, por fly de sacrificio de Furcal.

Los Cardenales dieron forma a su segunda carrera en el cuarto por doble de Skip Schumaker, y Torre ordenó una segunda base intencional a Pujols para espantar fantasmas, con muy buen resultado al fallar Ludwick después de golpe a Holliday, con los costales cargados.

En el sexto, Adan Ethier conectó doble contra Dennys Reyes, y el relevista Kyle McClellan llenó las bases admitiendo hit de Loney y boleando a Belliard. Acorralado por la presión, golpeó a Martin y anotó Either fijando la victoria para los Dodgers.

George Sherril y Jonathan Broxton, cerraron las puertas por los Dodgers. El segundo juego será hoy a las 4:07 de la tarde

dplay@ibw.com.ni