•  |
  •  |
  • END

El poderoso y temido equipo de Argentina, sorprendentemente derrotado cinco veces en estas eliminatorias suramericanas para la Copa Mundial de 2010, buscando cómo saltar de 22 a 25 puntos empujado por la desesperación, enfrenta hoy en Buenos Aires al borroso Perú, que se ha hundido estrepitosamente limitado a 10 puntos, consecuencia de sólo dos victorias, cuatro empates y diez derrotas, con 32 goles en contra.

Con el efectivo atacante del Madrid, Gonzalo Higuaín en la línea de fuego, tratando de aprovechar la gestión permanente y desequilibrante de Lionel Messi, y el apoyo que ofrecerá Pablo Aimar, la tropa que dirige Diego Maradona, actualmente quinta en el ranking de la Conmebol con 22 puntos, uno detrás de Ecuador y distanciada cinco de Chile, espera salir de esa mala racha que la ha sumergido en una incomodidad agobiante.

Con Brasil y Paraguay asegurados, y Chile “casi”, el objetivo de los gauchos es saltar sobre Ecuador, que de vencer a Uruguay hoy en Quito, conseguirán un estupendo avance previo al duelo de cierre frente a Chile en Santiago. Acumulando 27 puntos, Chile prácticamente necesita un empate hoy frente a Colombia para esperar por Ecuador en casa. Una victoria y su aterrizaje en 30 puntos colocará al equipo que dirige el argentino Marcelo Bielsa fuera de alcance.

Empatar frente a un equipo como Perú, que tiene rato de haber sido sepultado, sería grave para Argentina, mejorando sólo un punto, pendiente únicamente del juego con Uruguay en Montevideo el miércoles.

Pienso que Argentina mostrará su grandeza hasta hoy oculta, cerrará ganando estos dos juegos, y con 28 puntos escapará al repechaje con el cuarto lugar de la Concacaf. No puede ser una Copa sin Argentina, sin Messi, y sin ese gran atractivo que es Maradona aunque sea como técnico.