•   Miami, Florida  |
  •  |
  •  |
  • END

Con la temporada de béisbol de Grandes Ligas llegando a sus últimas semanas de actividad y con el equipo local eliminado, muchos pensábamos que no volveríamos a ver béisbol hasta la próxima primavera. Sin embargo, la creación de una nueva liga invernal tiene a todos entusiasmados por estos lados, que ya incluso se está coqueteando con la idea de volver a ver una Serie del Caribe por estos lados.

En este circuito participarán cuatro equipos: Diamantes de Miami, Naturales del Condado Seminole (Sanford), Osos Negros del Condado Lee (Leesburg) y Olas de Space Coast (Cocoa Beach).

Cada equipo está programado para jugar 60 partidos entre los meses de octubre y enero, utilizando el mismo formato que se usa en los torneos invernales de la Confederación de béisbol del Caribe, con el objetivo de llegar a formar parte de esta organización y por ende organizar la Serie del Caribe aquí en el sur de la Florida en un futuro.

La Liga de Florida, una empresa totalmente independiente, utilizará peloteros de categorías A y AA del béisbol organizado, jóvenes que no tienen cupo en las ligas invernales del Caribe y veteranos que tratan de hacer un regreso y necesitan trabajar en el invierno.

Recientemente se unió a esta organización, el jugador de Grandes Ligas Orlando “El Duque” Hernández, con la intención de ser la imagen de los Diamantes, ¿y por qué no?, vestir la camiseta de esta organización con la intención de llamar la atención de alguna organización mayor para el próximo año. Al menos en su primera temporada, la FWBL lucirá más como un circuito comunitario que una liga estatal propiamente dicha. Los sueldos de los peloteros oscilarán entre 2,000 y 3,000 dólares, y las boletas para los partidos costarán entre 3 y 10 dólares.

Se ha anunciado el 30 de octubre como la fecha para arrancar este maravilloso proyecto en el estadio de la Universidad Internacional de la Florida (FIU), con capacidad para unos 2000 fanáticos, enfrentándose los Diamantes y los Naturales de Seminole.

Recientemente la liga nombró como su primer comisionado a Ken Griffey Sr., el antiguo miembro de la maquinaria de los Rojos de Cincinnati y padre del jardinero Ken Griffey, de los Marineros de Seattle. Los Diamantes de Miami a la vez anunciaron la contratación del cubanoamericano Joe Álvarez como su mentor para esta temporada inaugural.

Con la construcción de un nuevo estadio en el sur de la Florida proyectado para abrir sus puertas en el 2012, y el nacimiento de una nueva franquicia, Miami se convertirá en una plaza atractiva para volver a ser sede de una Serie del Caribe.

No está muy lejos que los seguidores del béisbol seamos testigos de esa rivalidad de los equipos venezolanos, dominicanos, mexicanos, puertorriqueños y si contamos con un equipo representativo de Florida, y posiblemente el campeón de la Serie Nacional de Cuba, política aparte, las perspectivas son bastante halagüeñas para Miami, donde los cubanos representan un gran porcentaje de la población.