Francisco Jarquín Soto
  •  |
  •  |
  • END

Muchos cambios se observan en el Estadio Nacional “Denis Martínez”. Hileras de sillas de por medio eliminadas para dar más espacio a los aficionados en la zona techada, una nueva grama están instalando, al igual que ocho torres más pequeñas, pero cercanas al terreno de juego se levantan en el coloso, mientras desmantelan la vieja luminaria.

Pero aunque todas son buenas noticias, pues significa rehabilitar el estadio, a menos de una semana para que inicie la V edición de la Liga Nicaragüense de Béisbol Profesional, no parece que estará listo para escucharse ahí el play ball el 23 de octubre cuando se enfrenten Bóer con el León.

Aún hay cinco torres por instalar, además que las tres que están erguidas ninguna tiene las luces ni las condiciones para hacerlo. Todavía falta más grama y reacondicionar el terreno que no tiene la forma todavía del cuadro de juego. Todos estos detalles no dan otra cosa que pensar más que no habrá tiempo para jugarse la próxima semana.

La otra opción sería usar en los primeros duelos del Bóer el Estadio “Jackie Robinson”, aunque no se podría jugar de noche. “Yo también veo difícil que juguemos el 23 de octubre, pero la gente que está trabajando en el estadio está segura de que así será. Ojalá se cumplan sus perspectivas”, explicó Marlon Torres, Director de Deportes.