•  |
  •  |
  • END

Más de 56 mil aficionados despidieron de pie a Vicente Padilla cuando Joe Torre llegó a sacarlo en el octavo inning. Fue una ovación como pocas en el Dodgers Stadium, pero su labor de siete entradas y una carrera, bien valía la pena el gesto.

Los mismos Filis que un día antes sacudieron a los Dodgers con dos jonrones de tres carreras cada uno y ocho anotaciones, estaban desluciendo contra Padilla tragándose seis ponches y anotando una vez sólo por jonrón de Ryan Howard en el cuarto inning.

“El tiene nervios de acero. No se agitó a pesar de lo difícil del partido”, dijo el catcher Russel Martin después del triunfo de los Dodgers 2x1. “Para él, el juego nunca se apresura. Siempre está calmado”, agregó. Padilla sorprendió con envíos de rompimiento a 75 millas por hora, “los ubicaba bien, caían hacia afuera con buen dominio”, comentó Ryan Howard luego de cazar una curva.

Los cinco zurdos que tuvo Filadelfia le batearon tres hits en 15 turnos, entre ellos Shane Victorino, quien en uno de sus turnos, sorprendido le preguntó a Russel Martin si sabía en cuánto había tirado una curva y el catcher en tono de broma le aseguró, “54 millas”.

Perdiendo por la mínima y con Pedro Martínez de rival, luciendo como en sus mejores momentos, un error hubiera sido la diferencia entre el triunfo y la derrota.

“No estaba agitado”, dijo Padilla, “Obviamente que Pedro es uno de los mejores pítcheres que hay, y siento enorme respeto por él”.

Pero la reacción de Joe Torre sobre Padilla fue más convincente. “Hoy fue uno de los tipos de juegos que te permiten ver a los tipos que pueden manejar la presión y se elevan realmente para la ocasión. Eso fue lo que vimos de Padilla”.

Agregó, “Tanto Pedro como Vinny (Padilla), no dieron ningún espacio para el error. Ni siquiera jugando a 100 grados, ellos hicieron lo que se proponían”.