•  |
  •  |
  • END

Es obvio que teniéndolo a mano, todos queremos un pedazo de Everth Cabrera, el muchacho que saltó desde clase A fuerte, respaldado por esa rapidez de gacela, para instalarse en las Grandes Ligas, superar una fractura, y regresar con llamativa vitalidad, exuberante confianza y todos sus bombillos encendidos, haciendo que concentráramos nuestra mayor atención en sus ejecutorias.

El prospecto pinolero de los Padres de San Diego, tiene una agenda tan cargada, que difícilmente podrá aceptar una invitación de Casa Presidencial. Ayer, fue la figura cumbre en el acto realizado en el nuevo local de Banpro, dirigido por el Lic. Luis Rivas y el Comandante Arce, que a diferencia de cómo funcionaba en la clandestinidad, ahora llega tan atrasado como Daniel a las concentraciones.

Fue una actividad muy fraterna y agradable que Cabrera disfrutó y agradeció, recibiendo dos placas de reconocimiento, antes de almorzar con un grupo encabezado por Eda Callejas, teniendo compromisos para tarde y noche.

Bayardo informó que Everth lanzará la primera bola en la inauguración de la Liga Profesional el día 23, y aunque todavía no se sabe quién será el catcher, eso es lo menos importante. Cabrera habló poco por presentarse seriamente afectado de la garganta. El muchacho fue escueto en contraste con sus jugadas acrobáticas en el campo corto de los Padres y su agresividad en las bases.

Está planeado que Cabrera se haga presente en cada uno de los parques en que se jugará la Profesional para que el público de diferentes sitios, pueda verlo en directo y quizás, hasta contactarlo y conseguir algunos autógrafos.

Así que, atrapado y sin salida, no tendrá mucho tiempo para moverse en sus gestiones particulares. Y como el muchacho es amplio, se ha mostrado disponible para todo lo que pueda ser útil con esa sencillez que lo caracteriza.