•  |
  •  |
  • END

El brazo derecho del japonés Hiroki Kuroda, todavía está siendo sometido a cuidadosa reparación esta mañana en una Sala de Emergencias. Fue bombardeado implacablemente por la furia de los Filis, que como en el corrido ranchero, no le dieron tiempo de montar en su caballo, porque pistolas en mano, lo atacaron de a montón.

Mientras Kuroda lloraba su desventura, los Filis con jonrones de Jason Werth y Shane Victorino, triples de Ryan Howard y Pedro Feliz, y dobles de Carlos Ruiz y Jimmy Rollins, cabalgaron sobre el potro de una victoria por 11-0, sujetada firmemente por el pitcheo sereno, pensante y certero del zurdo Cliff Lee, quién llegó a Filadelfia con las llaves de la postemporada en el bolsillo, convirtiéndose en un gran factor.

Lee, alejado de complicaciones, mantuvo los bates dodgers en el congelador con un pitcheo de sólo tres hits, dos de Manny Ramírez, ponchando a diez en ocho entradas. Después de verlo tomar turno y conectar hit en el octavo, pensé que podrían dejarlo continuar en busca de la blanqueada, pero Charlie Manuel, para no forzarlo innecesariamente, envió a Chad Durbin a cerrar el juego, liberado de presión.

Quedan dos juegos en Filadelfia. La pregunta es: ¿regresará la serie a Los Angeles?. El zurdo Randy Wolf está previsto para el cuarto juego hoy, sin pitcher seleccionado para el miércoles, en la siguiente batalla.

Joe Torre tendrá que decidir entre el zurdo Clayton Kershaw, bateado después de cuatro ceros en el primer juego, y el derecho Vicente Padilla, por ahora, el “pistolero” más respetado de ese staff, tan complicado de manejar. De perder los Dodgers y quedar con la soga al cuello, el timonel podría enviar a Vicente a la trinchera, como la más fuerte opción de sobrevivencia.

Fue un juego sin intrigas, porque los Filis en el propio inicio, se volcaron con voracidad sobre Kuroda: hits seguidos de Shane Victorino y Chase Utley, prepararon el escenario para el triple impulsador de dos conectado por Ryan Hward; de inmediato, un jonrón de Jason Werth, facilitaba una ventaja de 4 por 0, mientras el brazo del japonés gemía y Joe Torre sintió que se le abría el piso, seguramente preguntándose: ¿cuándo fue la última vez que Cliff Lee malogró una diferencia madrugadora de ese tamaño?.

Todavía estaba aturdido Kuroda, cuando fue estremecido en el segundo episodio por dobles de Carlos Ruiz y Jimmy Rollins, lo que obligó a Torre a traer a Scott Elbert, quien cedió dos bases antes de permitir el roletazo impulsador de Howard para el 6-0. Entró Chad Billingsley, seguramente para observarlo en un pitcheo no simulado, y estaba respondiendo, hasta que se descontroló con Ibañez en el quinto enviándolo a la base, siendo golpeado por triple de Pedro Feliz y cohete de Ruiz, que aumentaron 8-0 la diferencia.

El relevista Ramón Troncoso salió milagrosamente ileso durante dos innings, pero Ronald Belisario fue crucificado por el jonrón de tres carreras conectado por Victorino, sellando la pizarra 11 por 0. Ahora los Filis están en ventaja 2-1, fortaleciendo su favoritismo.


dplay@ibw.com.ni