Francisco Jarquín Soto
  •  |
  •  |
  • END

El Bóer no tendrá a mano todo su staff en la inauguración de la Liga Profesional este viernes, aún espera a los pitcheres Jorge Bucardo y al dominicano Rafael García. Pero la juventud y talento de Berman Espinoza ha calado hondo en la confianza del manager Julio Sánchez, quien lo anuncia como abridor en el arranque del torneo contra León.

Berman se medirá ante un equipo con muchas caras nuevas, como Ramón Flores, Rommel Mendoza, Dwight Britton, además de los extranjeros Luany Sánchez, Agustín Séptimo y Brian Nichols. Una alineación que promete rapidez y tacto.

Pero además de la presión que significará para Espinoza debutar en la Profesional, otro elemento en su contra será tener de rival a Gonzalo López, quien fuera en su momento el mejor prospecto del béisbol nacional, firmado por una organización de las mayores.

La historia de Gonzalo es tan conocida como su talento desperdiciado, claro, ya no es el mismo, su bola rápida no llega tan apresurada al home como antes, pero su control ha mejorado mucho, y con su curva y cambio parece que podría tomar la medida de la zona de strike. López enfrentará a un Bóer que nombres en mano parece compacto, con Mario Holmann, Renato Morales, Ronald Garth, Lenín Aragón, Yáder Hodgson, Sandor Guido, Juan Blandón, Raúl Marval y Jilton Calderón, aunque no parece temerario.

En el otro duelo inaugural, dos veteranos estarán frente a frente. Diego Sandino, por los Orientales, y Julio César Raudez, de los Tigres. Ambos equipos tendrán más profundidad en su pitcheo que el resto. Miguel Pérez, José Villegas y Boanerges Espinoza abrirán por los Tigres, mientras que los Orientales usarán además de a Diego a Armando Hernández, Elvin Orozco y William Juárez. Una cuarteta de selección nacional.

El inconveniente de los chinandeganos es que para sus primeros partidos no contarán con uno de los extranjeros, porque no consiguieron a Wilson Batista y todavía no están seguros de quién lo sustituirá.