•  |
  •  |
  • END

ESPN Deportes

Mucho antes de que los Yankees fueran, ustedes saben, “Los Yankees”, los Dodgers eran una de las franquicias más exitosas y populares de Grandes Ligas. El conjunto de la Liga Nacional jugó en Nueva York desde 1884, 19 años antes de que los Orioles de Baltimore se mudaran a la Gran Manzana y se cambiaran el nombre a “Highlanders” (no fueron “Yankees” hasta 1913).

Entre 1941 y 1956, Dodgers y Yankees se enfrentaron seis veces en la Serie Mundial y con excepción de 1955, los del Bronx siempre vencieron a los vagabundos de Brooklyn. Cuando los Dodgers (junto con los Gigantes, el otro equipo newyorquino en la Liga Nacional) se mudaron a California antes de la temporada de 1957, muchas cosas cambiaron, pero la rivalidad con los Yankees se mantuvo intacta.

Los Dodgers barrieron a los Yankees en el Clásico de Otoño de 1963, pero los Bombarderos respondieron con triunfos seguidos en 1977 y 1978. Los Ángeles ganaron el choque de 1981 y desde entonces hemos esperado 28 años por otro encuentro de estos dos colosos. Ojalá que la espera termine en una semana.

Para mí, la Serie Mundial ideal tendría que ser una entre los Yankees de Nueva York y los Dodgers de Los Ángeles. La rivalidad histórica que tienen estas dos novenas es un atractivo más que suficiente para que sea la final soñada para los amantes del béisbol de Grandes Ligas. Pero hay otras razones de peso.

Estas novenas compartían la misma ciudad hasta en 1957, cuando se mudaron a California. Y durante su estancia en la Ciudad de los Rascacielos, su rivalidad con los llamados Mulos de Manhattan fue amplia, pero logrando apenas un campeonato contra los primos, en 1955.

En adición a esto, sería el regreso de Joe Torre a una Serie Mundial, pero en esta ocasión contra el propio equipo al que llevó a la gloria en la década de los 90. Y veríamos el enfrentamiento de dos leyendas actuales del béisbol: Alex Rodríguez contra Manny Ramírez. Eso, sin contar los altos niveles de sintonía televisiva que podría atraer la misma.

Pero, ¿veremos ese Clásico de Otoño convertido en realidad? Tengo mis dudas ante las dificultades que están teniendo los Dodgers ante la poderosa escuadra de los campeones mundiales Filis de Filadelfia, a la vez que entiendo que los Angelinos, un equipo que sí soluciona sus problemas de juego errático, debe darle batalla suficiente a lo Mulos para poner en duda su participación.

El aspecto romántico de esta serie ideal involucraría el regreso de Joe Torre a la Serie Mundial, pero esta vez contra los Yankees, amén del historial de estas dos franquicias en el pasado, cuando los gorros azules tenían como hogar el condado de Brooklyn.

La serie Dodgers-Yankees sería un éxito comercial, ya que presenta a los equipos de los dos principales mercados de televisión en Estados Unidos, sin olvidar las figuras mercadeables por ambos lados, como Alex Rodríguez en Nueva York y Manny Ramírez en Los Ángeles. De hecho, la tercera serie más vista en la historia fue la que protagonizaron estos equipos en 1981, ganada por los Dodgers. De convertirse en realidad, sería la cuarta ocasión que estos equipos se enfrentan desde la mudanza a Los Ángeles de los Dodgers en 1957.