•  |
  •  |
  • END

¿Es éste el mismo Vicente Padilla que hemos visto a ratos caminando como un sonámbulo sobre los abismos de la incertidumbre? Hace unos días, conversando con Denis Martínez, me decía: “Es otro Padilla, el que ha logrado aplicarle una actitud diferente a su exigencia, sacándole el mejor provecho a su indiscutido potencial”.

Denis fue directamente hacia lo obvio. ¿Cuántas veces el potencial se derrite por la falta de una actitud decidida? Ahí tenemos entre nuestros recuerdos, todavía en “carne viva”, el caso largamente lamentable de David Green. Después de cada evaluación a las que fue sometido, siempre se dijo que lo tenía todo para ser un gran pelotero, excepto la actitud necesaria, y terminó sumergido en la nada.

Vicente Padilla se encuentra ahora en la cima de las valoraciones, no sólo por parte nuestra como nicaragüenses que somos, sino porque con ese cambio de actitud mostrada desde su llegada a los Dodgers, ha conseguido sacarle brillo a su exuberante potencial. ¡Qué bueno ha sido verlo salir molesto de los Rangers, “mordido” en su amor propio, porque ha reaccionado con una fe mueve montañas en sí mismo, empeñado en demostrar lo que verdaderamente es, y significa!

Invicto desde el 27 de agosto, cuando venció a los Rockies 3 por 2, trabajando cinco entradas, Padilla, que cerró la temporada con balance de 4-0 atravesando por 8 aperturas, ponchando a 38 en 39 entradas y un tercio, y registrando 3.20 en carreras limpias, abre hoy por los Dodgers en busca de alargarles la vida en esta postemporada, después de dos trabajos impresionantes, los siete innings sin carrera asegurando la barrida a los Cardenales, y los recientes siete y un tercio frente a los Filis, permitiendo sólo una carrera –jonrón de Howard-, ponchando a seis y cediendo sólo cuatro hits.

El Padilla “nuevo modelo” ha hecho decir al Gerente General de los Dodgers, Ned Colleti, y al manager Joe Torre: como está lanzando, puede ser un “as” en cualquier equipo ahora mismo. Y uno se pregunta: ¿estará ese elogio encendido, envuelto en un interés de los Dodgers por hacerle una oferta para 2010?.

Hay una gigantesca expectación en el terruño por ver a Padilla hoy, y un deseo creciente de que continúe en esta racha revitalizante, restauradora, inyectada de futuro. Vamos a estar vibrando con cada lanzamiento, festejando cada out, emocionándonos con cada scone. Un momento, tenemos que estar claros, que aún haciendo rimar el potencial con la actitud, puede que los intentos no salgan bien, sobre todo cuando se trata del béisbol. C. C. Sabathia, crecido y motivado, en un gran momento, pidió la bola por cerrarse la temporada para ir en busca de su victoria 20, y fue bateado y derrotado.

Someter a consideración la posibilidad de que Padilla falle es rechazada casi unánimemente aquí. También nosotros hemos cambiado y ahora lo vemos invencible, porque a su actitud agregamos esta confianza inquebrantable que ahora le tenemos.

dplay@ibw.com.ni