•  |
  •  |
  • END

El zurdo Elvin García, quien causó sensación como abridor en la Primera División con Estelí, estampará su firma con los Bravos de Atlanta esta semana por 20 mil dólares.

“Lo más importante es el chance que tengo de jugar como profesional, es un sueño que pensé ya no se me daría. Querían verme los Bravos y les gustó, creo, más que mi velocidad y slider, la agresividad de mis pitcheos. Me han brindado la oportunidad para mejorar mi vida y la de mi familia y no la voy a desaprovechar”, dijo García, de 19 años, un muchacho humilde proveniente de la comunidad de Santa Cruz, en La Trinidad.

García tuvo una impresionante actuación ante los Tiburones en la final de la Primera División. Resumió balance de 2-1 y efectividad de 0.42, al permitir sólo una carrera limpia en 21.2 entradas con 12 ponches y cuatro bases. El zurdo lució tan bien como el mejor pitcher del torneo, Armando Hernández, quien tuvo 2-1 y 0.73 de efectividad en la serie por el título que se lo adjudicó Granada.

Este martes el scout de los Bravos para Nicaragua, Marvin Throneberry, le hizo una prueba en la que envió rectas entre 87 y 88 y las más rápidas fueron a 89 millas por hora. Mostró un buen dominio de la curva y un cambio pronunciado.

“Llama la atención su fortaleza, pero además su disciplina al trabajo. Es un guerrero en el montículo y siempre está dispuesto a mejorar. Tiene una buena velocidad y su perfil zurdo es un elemento que atrae. Elvin viajará en febrero de 2010 a Dominicana para trabajar en la Escuela de los Bravos”, explicó Throneberry.

Hace cuatro años este joven de hablar sencillo tiró su primera bola en una liga campesina. En los dos años siguientes jugó la juvenil con La Trinidad y este año lo hizo con Estelí de Primera División, con resultados halagadores a pesar de ser un novato.

Elvin ahora pertenece al equipo del Bóer de la Liga Profesional, con el que espera le den la oportunidad de abrir algunos juegos. “Con el béisbol he conocido muchos lugares de Nicaragua. Antes no había salido más que de mi comunidad y La Trinidad”, recuerda.

“Con esta firma sé que me voy a encontrar a gente con tanto o más talento que yo, pero por eso no voy a bajar la cabeza, jamás lo he hecho y no lo voy a hacer ahora. Voy a trabajar duro, que es lo que siempre he hecho donde llego”, expresó Elvin.

La firma del zurdo se sellará este lunes junto a su padre y familia, para cumplir su primera parte del sueño. “Sé que muchos creen que soy tímido, que no hablo mucho, pero eso va a cambiar porque quiero ser alguien mejor en el béisbol”, concluyó.