• LOS ÁNGELES |
  • |
  • |
  • END

Los dueños actuales de los Dodgers de Los Ángeles han puesto énfasis en el entretenimiento y todo parece indicar que será una temporada baja muy emocionante.

Una vez más, Manny Ramírez tiene a los Dodgers en el limbo. El quisqueyano tiene una opción con los Dodgers para 2010 con un salario de US$20 millones. Ramírez tiene que comunicarle su decisión sobre si ejercerá o no la opción al equipo antes del 10 de noviembre o cinco días después de que concluya la Serie Mundial, dependiendo de cuál fecha sea más tarde.

Ramírez tiene 37 años de edad y los estragos de la edad ya comenzaron a notarse. El dominicano le ha dicho a sus compañeros que el maltrato que sufren sus piernas cuando está jugando en los jardines le ha comenzado a afectar. Quizás eso explica su falta de producción ofensiva a finales de la temporada. El quisqueyano también le ha dicho a sus compañeros que debería ser bateador designado pero por lo menos hasta ahora no ha dado señales de que dejará a los Dodgers.

Si alguien puede crear interés en Ramírez es su representante Scott Boras, aunque éste no pudo hacerlo el año pasado en el mercado de agentes libres. Esta vez, su cliente también tiene la carga de una suspensión de 50 partidos por violar el programa antidopaje de MLB. Nadie sabe cómo se desenvolverá el mercado este año ahora que la economía se ha estabilizado, pero además de Ramírez, hay otros 15 peloteros de los Dodgers que quieren saberlo.

Entre los agentes libres del equipo se encuentran Brad Ausmus, los dominicanos Ronnie Belliard y Guillermo Mota, el mexicano Juan Castro, Jon Garland, Orlando Hudson, Mark Loretta, Doug Mientkiewicz, Eric Milton, Will Ohman, el nicaragüense Vicente Padilla, Jason Schmidt, Jim Thome, Jeff Weaver y Randy Wolf.

Resolver el asunto de Ramírez le permitirá a los Dodgers enfocarse en sus necesidades primordiales - conseguir a un abridor y un intermedista. Aún necesitan un as, aunque no parecen tener los recursos necesarios para adquirir a uno, y aunque fortalecieron la rotación y el cuadro interior con Randy Wolf y Orlando Hudson, respectivamente, ahora vuelven a empezar de cero en esas áreas.