• FILADELFIA |
  • |
  • |
  • END

Por primera vez en la historia de las Grandes Ligas, las cámaras televisivas jugaron un papel en un partido de la Serie Mundial, cuando la tecnología de video mostró el sábado que Alex Rodríguez había bateado un jonrón de dos carreras contra los Filis de Filadelfia.

A-Rod conectó un disputado batazo hacia la esquina del jardín derecho y la pelota rebotó contra el lente de una cámara encima del muro en el Citizens Bank Park, desatando la ofensiva de los Yankees de Nueva York, que vencieron 8-5 a los Filis en el tercer juego de la Serie.

Rodríguez, que también jonroneó en el primer uso de la repetición en video en temporada regular el año pasado, bateó el toletazo por la banda opuesta con los Yankees debajo en la pizarra 3-0.

Mark Teixeira estaba en primera base con un out cuando Rodríguez conectó sobre un lanzamiento de Cole Hamels en 0-1, y la pelota rebotó al terreno. Rodríguez se detuvo en segunda base y Texeira en tercera, y A-Rod señaló jonrón con la mano.

Luego de que el manager de los Yankees Joe Girardi saliese a reclamar, los árbitros entraron a revisar la jugada, mientras Rodríguez charlaba con el inicialista Ryan Howard, que le había seguido hasta segunda. Un minuto más tarde, los árbitros emergieron y cantaron el jonrón, lo que desató abucheos de la muchedumbre.

Las Grandes Ligas comenzaron a emplear las revisiones de video en agosto de 2008, con los árbitros consultando repeticiones en cámara lenta mostrados desde un centro de control en Major League Baseball Advanced Media en Nueva York.

En su primer uso, un jonrón de Rodríguez en Tampa Bay fue confirmado el 3 de septiembre de 2008. El de hoy fue el primer uso de la tecnología en un partido de postemporada.

El sexto jonrón de Rodríguez esta postemporada empató el récord de Nueva York, fijado por el boricua Bernie Williams en 1996. Puso fin a una mala racha de Alex, que se había ido en blanco en ocho turnos en la Serie Mundial, con seis ponches, y fue el 17° cuadrangular de los Yankees en esta postemporada.

Los cinco jonrones previos en esta Serie Mundial habían sido jonrones solitarios. Nick Swisher e Hideki Matsui jonronearon más tarde por Nueva York.