• MARCA.COM |
  • |
  • |
  • END

Dos semanas después, el Milan se cruza en el reloj del tiempo del nuevo Real Madrid. Los blancos visitan San Siro, escenario maldito para el madridismo, con la obligación de poner la primera piedra para recuperar el respeto en Europa, pisoteado en el Bernabéu por un equipo que desprecia el paso del tiempo, capaz de evidenciar al Madrid de Pellegrini.

El Madrid necesita dar un golpe de efecto en el Viejo Continente, en la competición que forjó su leyenda. Hace demasiado tiempo que el Real Madrid no consigue una victoria de prestigio en la Champions, demasiado, una eternidad para el Madrid. Qué mejor que iniciar la recuperación de imagen en San Siro, estadio que niega la bienvenida al visitante blanco.

El estadio milanista no es un estadio cualquiera para el Madrid. Nunca ha ganado allí en toda su historia en competición oficial, sin importar los colores ‘rossoneri’ o ‘neroazzurri’ de su enemigo.

Los 107 años de historia del Real Madrid nunca han sido respetados en Milan, que ha sido visitado 12 veces por el Madrid, que cuenta con el paupérrimo bagaje de 2 empates y 10 derrotas. El Milan siempre le ha ganado.

El equipo de Leonardo parece otro desde su victoria 3-2 en el Bernabéu. Las arrugas parecen ahora bellas en un equipo que no sorprende a nadie. Todo el mundo sabe a lo que juega este Milan.

El ritmo no existe, tampoco lo necesita. El escudo sigue teniendo su significado.

El técnico brasileño piensa repetir el once de Chamartín, con la única duda de incluir a Borriello en punta en detrimento de Inzaghi. Ronaldinho y Pato acompañarán al ‘9’. Nesta, entre algodones, no se perderá un partido que le viene como anillo al dedo. Alessandro ya demostró en Madrid que es el mejor guardaespaldas del preocupante Dida.

Vuelve Kaká

A San Siro regresará Kaká, futbolista que entró en los corazones milanistas. Ahora, pisará el que fue su estadio con la camiseta del Real Madrid. No será un partido más para Kaká, que debe tomar los mandos del equipo y sentirse diferente en el escenario donde creció para hacer historia.

Pellegrini apunta a repetir el once del pasado sábado, con Benzema y sin Raúl. La presencia de Higuaín no se discute. Ramos volverá al lateral tras sus minutos de central. Pepe, Albiol y Arbeloa completarán la defensa. Xabi, Lass, Kaká y Marcelo serán protagonistas en la sala de máquinas. Un Milan-Real Madrid no lo juega cualquiera.

En otros partidos de la Champions, el Chelsea puede clasificarse para los octavos de final este mismo martes en la cuarta jornada si se impone ante el Atlético, igual que el Manchester United, si gana al CSKA Moscú. El Burdeos visita Múnich para medirse al Bayern. La Juventus, visita al Maccabi Haifa.