•  |
  •  |
  • END

Saliendo tres veces del banco para funcionar como emergente, el japonés Hideki Matsui, verdugo de los Filis en el sexto y último juego de esta Serie Mundial de 2009, fue seleccionado el pelotero Más Valioso después de conectar ocho hits en 13 turnos, incluyendo tres jonrones y remolcando ocho carreras.

Cerrando la Serie con una actuación cumbre, Matsui no dejó nada que discutir en los bares que rodean Yanqui Stadium, y en la agitada zona de Times Square.

La actuación ofensiva más impactante fue sin duda la de Chase Utley con sus cinco jonrones, empatando la marca de Reggie Jackson y empujando ocho carreras, sin embargo, desapareció anoche entre la neblina que cubrió a los Filis, bateando para doble play y ponchándose dos veces.

Los Filis presentaron también al mejor pitcher abridor de la Serie, el zurdo Cliff Lee, ganador de dos juegos, pero Andy Pettitte, de los Yanquis, obtuvo las dos victorias de más significado, la que adelantó a su equipo 2-0 como visitante en Filadelfia, y la que garantizó el trofeo del Clásico, anoche.

Una vez más, Mariano Rivera, como rematador, respondió a las expectativas como factor de seguridad, confirmando su mayúscula incidencia en los grandes logros de la franquicia.

Matsui bateó de 3-1 en el primer juego contra Lee, y en el segundo, cuando se equilibró la Serie, estuvo de 3-2, con un jonrón contra Pedro Martínez; en el tercer juego, sin el Bateador Designado, no fue alineado, pero entró a batear por Joba Chamberlain para jonronear frente a Brett Myers; se fue de 1-0 como emergente por Chamberlain en el noveno durante el cuarto juego; hiteó tomando el turno de Phil Hughes en la quinta batalla. De regresó al line-up, Mastsui bateó de 4-3 anoche, impulsando seis carreras y conectando su tercer jonrón de la Serie Mundial.