Redacción Central
  •  |
  •  |
  • END

Más de 400 atletas entre adultos, juveniles e infantiles participaron en el Campeonato Nacional de Taekwondo “Ricardo Hoozky”, en el que se destacaron Ructyall Herrera y Mario Marín por sus actuaciones en el tatami. El torneo se efectuó el domingo en el auditorio de la UNAN-Managua con 250 taekwondistas infantiles y unos 150 divididos entre las categorías juvenil y adulto.

La cantidad de competidores convirtió al auditorio en un lugar muy pequeño, por lo que el comité organizador decidió que cada combate duraría solamente un minuto. Esa decisión provocó la protesta de muchos atletas y padres de familia, argumentando que “un minuto es muy poco tiempo para demostrar sus técnicas y plantear una estrategia de combate”, según expresó Luis Morales, miembro de la Selección Nacional de Tae Kwon Do.

Aunque las críticas se extendieron a temas como el desorden en el armado de las llaves, reducción del espacio del tatami y un tema siempre complicado como la objetividad de los árbitros, el torneo continuó.

Entre los infantiles se destacaron las escuelas Sulsa de Managua, León y Estelí. Cuando llego la hora de las peleas juveniles para cintas avanzadas quedó demostrado el trabajo de Ructyall Herrera, quien gano medalla de oro en 58kilogramos. También Mario Marín se llevó la presea dorada en 62 kilos por descalificación en vista que su contrincante, Víctor Solís, no se presentó al combate final.