Edgard Tijerino
  •  |
  •  |
  • END

Con balance de 22-3 y 2.54 en efectividad, el zurdo Cliff Lee, casi invencible, fue un cómodo ganador del Cy Young 2008 en la Liga Americana. Ni siquiera Roy Halladay, otro ganador de 20, con 2.78 en carreras limpias, pudo incomodarlo. Lee era una escogencia directa, no sólo para expertos, sino para cualquier profano.

Esta tarde, en cambio, las comparaciones entre los derechos Zack Greinke, de los inadvertidos Royals de Kansas, y el brillante venezolano de los Marineros de Seattle, Félix Hernández, nos obligan a incursionar descalzos en un laberinto de complicaciones.

¡Qué impresionante fue el despegue de Greinke con registro de 8-1 y 0.84 en efectividad en sus primeras 10 aperturas, y tres faenas de 10 kaes! Greinke era el pitcher sensación, mientras Hernández, en ese mismo trayecto, presentaba balance de 5-3 con 3.76 en carreras limpias.

Pero las perspectivas fueron sometidas a interesantes variantes, y mientras Greinke no podía ganar juego en julio y sólo agregaba tres en agosto, Hernández crecía y cerraba al galope con siete victorias consecutivas para mostrar un llamativo 19-5, por 16-8 de Greinke, quien se apuntó sus últimas tres decisiones. Round de Félix.

Sin embargo, en efectividad, el 2.16 de Greinke en 229 entradas y un tercio, con 242 ponches, supera el 2.49 de Hernández recorriendo 238 innings y dos tercios, apuntándose 217 ponches. Estas diferencias a favor de Greinke complican las consideraciones.

En una temporada sin ganadores de 20 juegos, hay un tercer pitcher en conflicto, y es el zurdo de los Yanquis C.C. Sabathia, ganador de un Cy Young, quien logró victorias en nueve de sus últimas 10 decisiones, pero su porcentaje de 3.37 en carreras limpias y sus 197 ponches lo dejan en desventaja. Ah, de no haber fallado frente a Tampa en su última salida de la temporada, convirtiéndose en el único ganador de 20, podría estar en pie de guerra cerrando con racha de 10.

¿Y qué decir de Mariano Rivera, con 44 rescates y 1.76 en efectividad? Tiene significado, pero está el inconveniente de la generosidad que caracteriza a la regla de salvamentos, y que le permitió a Francisco Rodríguez establecer una marca quizás imborrable.

Colocando a Sabathia y a Rivera a un lado, todo queda entre Greinke y Félix Hernández, quienes lanzaron para equipos que obtuvieron 65 y 77 victorias, fuera de competencia, aunque advirtiendo que era mucho más difícil ganar con Kansas, último lugar del Centro, a 21 juegos del líder de división más débil como lo fue Minnesota, que con Seattle, a 12 juegos de Texas.

El último ganador de un Cy Young salido del staff de Kansas fue David Cone en 1994, en tanto por Seattle fue el zurdo Randy Johnson en 1995, cuando fue vencido por Denis Martínez en el juego cumbre por el banderín de la Liga Americana.

¿Quién prevalecerá hoy? Yo votaría por Greinke, quien por cierto es ligeramente favorito.

dplay@ibw.com.ni