•  |
  •  |
  • END

Algunas veces ser el máximo ganador no es suficiente. Con los votantes de 2002, Félix Hernández hubiese derrotado a Zack Greinke en la lucha por el Cy Young de la Liga Americana. En aquella ocasión, las 23 victorias de Barry Zito impresionaron más que el 2.26 en efectividad y los 239 ponches de Pedro Martínez, ventajas claras de quien fue también un ganador de 20 juegos para los Medias Rojas de Boston. Zito se impuso con 17 votos de primer lugar contra 11 de Pedro.

Ayer, los 19 triunfos de Félix Hernández no hicieron palidecer la superioridad de Greinke, con 2.16 en carreras limpias y 242 abanicados, con menos bases por bolas y hits permitidos, con el agregado de tres blanqueos y seis juegos completos, por dos del venezolano en pleno crecimiento como monticulista. Pedro Martínez debe haberse sentido reivindicado en cierta forma, recordando cómo le sacaron del bolsillo un cuarto premio Cy Young.

Con 25 votos de primer lugar, por dos otorgados a Hernández, el derecho Greinke, de 26 años, se convirtió en el tercer lanzador de los Reales en ganar un Cy Young. Otro derecho, Bret Saberhagen, lo obtuvo en dos ocasiones: 1985, superando con 20-6 y 2.87 al ganador de 22 juegos Ron Guidry; y 1989, con 23-6 y 2.16, dejando atrás a Dave Stewart (21-9 y 3.32); en tanto, David Cone lo capturó en la temporada de 1994, recortada por la huelga, con 16-5 y 2.94, saltando sobre el zurdo Jimmy Key, de los Yanquis (17-4 y 3.27).

La juventud de Félix Hernández y Justin Verlander, más la consistencia de Sabathia, la presencia de Beckett y el crecimiento de Greinke, nos advierten que la pelea por el Cy Young de 2010 en la Liga Americana debe ser de ribetes espectaculares.