•   MONTEVIDEO  |
  •  |
  •  |
  • END

La selección de fútbol de Uruguay intentará este miércoles sellar su pasaporte al Mundial de Sudáfrica 2010 sin sorpresas frente a Costa Rica, a quien venció por 0-1 en el partido de ida de la repesca Sudamérica-Concacaf disputado el pasado sábado en San José.

"Estamos cerca del objetivo, pero aún no hemos logrado la clasificación y sabemos que el rival vendrá con todo para tratar de revertir la eliminatoria", afirmó el seleccionador uruguayo Oscar Washington Tabarez.

El entrenador dijo que "fue excelente" ganar a domicilio", pero se "debe mantener la concentración para evitar sorpresas", agregó.

Para el técnico 'celeste', la plantilla que dirige "está cerca de lograr el sueño que nos propusimos hace tres años y medio de estar en Sudáfrica".

Tabarez realizará tres modificaciones en el equipo titular con relación al que inició el partido de ida, con el regreso del defensa Andrés Scotti y los centrocampistas Diego Pérez y Martín Cáceres, que se perdieron el primer encuentro por acumulación de tarjetas.

El entrenador uruguayo volverá a confiar la creación del juego al juvenil Nicolás Lodeiro (20 años) que hizo su debut en la selección absoluta en San José, sin lograr destacarse.

El seleccionador de Costa Rica, el brasileño René Simoes, reconoció que la tarea que tienen por delante sus dirigidos, de ganar a domicilio, "es difícil, pero posible",
"Estoy seguro de que el equipo puede jugar mucho mejor de lo que lo hizo en el primer partido", afirmó.

Los futbolistas costarricenses llegaron a Montevideo tocados anímicamente tras la derrota, a lo que se sumó la baja de nueve jugadores por suspensiones, lesiones y marchas voluntarias.

Sin embargo, "el grupo se ha recuperado bien y vamos a trabajar para lograr la victoria. Nada es imposible en el fútbol", agregó Simoes.

En Montevideo existe una gran expectación por el partido, en especial por la buena posibilidad de que los 'celestes' vuelvan a un Mundial, luego de la ausencia en Alemania 2006 tras perder en definición por penaltis la repesca frente a Australia.

La Asociación Uruguaya puso a la venta unas 55.000 entradas para el partido, que casi están agotadas, y se presume que el estadio Centenario tendrá un lleno completo.