•  |
  •  |
  • END

Juan “El Exterminador” Palacios perdió este jueves por decisión mayoritaria ante el ahora campeón absoluto del CMB, Oleydong Sithsamerchai, pero no porque le faltaron argumentos boxísticos, pues en las poquísimas veces que ofreció pelea el tailandés se notaba la calidad del nica, aunque por momentos sufrió por la velocidad del asiático.

Fue una batalla desigual por mucho con Oleydong ofreciendo cátedra de marrullerías, mañas de todo tipo, amarró toda la pelea, cabeceó, tiraba golpes en los amarres detrás de la cabeza de Juan, le restregaba la cabeza y el referee permitió todo lo que se le ocurrió al boxeador tailandés. Una típica pelea que muestra lo localista que puede ser un hombre que se supone debe ser neutral.

Un detalle quizás insignificante para algunos, pero para mí difícil dejar pasar porque se notó con insistencia, fue cómo el referee en todo los amarres agarraba a Juan para separarlos sin que éste fuera quien los provocara --más bien el tailandés no lo soltaba a pesar de la intervención del tercero y jamás le quitaron un punto-- y muchas veces eso lo aprovechó Oleydong para conectar al nica.

Los primeros asaltos fueron un tanto complicados para Palacios, es cierto, aunque jamás su rival mostró una diferencia abrumadora. Fue más bien un asunto de tomarle la distancia, restarle velocidad de pierna y manos pero nada como para alarmarse siempre y cuando el nica metiera el acelerador, algo que sí se tardó un poco en hacer.

Del quinto round en adelante Juan reaccionó mejor, se fue siempre encima de Oleydong y éste no hizo otra cosa que ir en reversa, amarrar, ampararse en el árbitro y por momentos aprovechar sus mañas para conectar algunos golpes prohibidos.

Palacios, sin duda, conectó mejor en los últimos cuatro asaltos pero cuando trataba de meter más sus manos y poner en mayores apuros al tailandés, los amarres y cabezazos frustraban cualquier intento de buen boxeo de parte del nicaragüense.

No crean que fue una gran pelea, fue uno de esos combates confusos, de mañas. Y no nos queda duda de que el triunfo hubiera sido para Juan si el referee no le hubiera servido en bandeja para que el boxeador local hiciera cuanto quisiera.