•  |
  •  |
  • END

MLB.com

En la agencia libre del 2009-10, hay tres nombres que llaman la atención -Matt Holliday, Jason Bay y John Lackey- pero aparte de ellos, no aparecen figuras que puedan transformar un equipo de manera dramática.

De los 171 jugadores que solicitaron la agencia libre para este invierno, solamente 16 tienen 30 años de edad o menos, y de ese grupo, apenas cuatro han participado en un Juego de Estrellas.

Holliday es uno de esos cuatro (junto a Hank Blalock, el boricua Felipe López y Jon Garland). Tanto Bay como Lackey tiene 31 años.

De los demás, 112 tienen por lo menos 34 años, es decir que en su mayoría han visto pasar sus mejores días.

Si no fuera por los contratos a largo plazo otorgados a los peloteros jóvenes antes de éstos ser elegibles para la agencia libre, este año pudimos haber visto en el mercado a figuras como Chase Utley, el venezolano Miguel Cabrera, Justin Morneau, Zack Greinke y Brian Roberts. Pero todos ellos están firmados por varios años.

Es cada vez más marcada la tendencia de “amarrar” al talento joven por mucho tiempo, en vez de gastar mucho en agentes libres caros. Es algo que empezó a mediados de los años 90, cuando el entonces gerente general de los Indios, John Hart, le dio pactos de muchos años a jugadores jóvenes como el dominicano Manny Ramírez y Jim Thome, que ayudaron a Cleveland a ganar durante mucho tiempo.

Uno de los casos más llamativos fue el de Evan Longoria, quien recibió un contrato de nueve años de Tampa Bay después de que el tercera base había jugado un total de nueve juegos a nivel de Grandes Ligas.

Esos contratos son algo controversiales ante los ojos del sindicato de jugadores, que ve son escepticismo que un pelotero ceda tanto de su futuro valor. De hecho, un representante de peloteros dijo en ese momento que Longoria “posiblemente se haya perdido de US$40 millones para la duración del contrato. No lo entiendo. Si resulta ser el jugador que todo el mundo piensa, habrá muchos lamentos.”

Son palabras que se ven bien acertadas ahora. Longoria fue Novato del Año de la Liga Americana en el 2008, y en el 2009 conectó 33 jonrones y empujó 113 carreras. Si sigue así, su contrato se verá como tremenda “ganga” para los Rays, que le garantizaron al antesalista solamente US$17.5 millones durante seis años.

De las estrellas jóvenes, hay varios que están firmados más allá de lo que sería su primer año en la agencia libre.

Troy Tulowitzki de los Rockies está firmado hasta el 2013, cuando hubiese sido elegible para la agencia libre en el 2012; Ryan Braun de los Cerveceros hubiese podido declararse agente libre en el 2012, pero está firmado hasta el 2015; y David Wright de los Mets, quien hubiera estado en el mercado después del 2010, está firmado hasta el 2012.

Todos fueron jugadores productivos en los primeros años de sus carreras, y sus equipos quisieron asegurarse de sus servicios por mucho tiempo para así evitar tener que ir al mercado a gastar un dineral en veteranos.