• |
  • |
  • END

El Bóer al fin volvió a ver la luz después de tanto sufrimiento. De la mano de Berman Espinoza los capitalinos frenaron una racha de cinco derrotas en fila, tras vencer 2x0 a los Tigres del Chinandega en el único partido programado ayer en la Liga Profesional.

Espinoza se trenzó en un duelo de pitcheo con Julio César Raudez, quien al final sufrió el revés pese a que estaba tirando juego perfecto en cuatro episodios. Pero en el quinto, un hit de Ronald Garth con dos outs y triple de Jilton Calderón pusieron la primera anotación para los Indios y ampliaron a 2x0 en el sexto con doble de Ofilio Castro, que mandó al home plate a Darrell Walters.

Los Tigres tuvieron más oportunidades para anotar desde el inicio, embasando al menos un corredor en cinco de los primero seis inning, sin embargo, Berman anuló la tanda central permitiendo solo dos hits entre el primero y quinto bate, incluidos un par de ponches para Esteban Ramírez.

En el sexto, los Tigres pudieron empatar. Yosvany Almario disparó sencillo y después de fallar Juan Oviedo por tercera vez, una de ellas para doble play, Ramírez conectó sencillo, enviaron al plato a Almario y un buen tiro de Walters puso fuera al cubano.

La actuación de Berman (2-2 y 195 de efectividad) fue fundamental para que el Bóer lograra el triunfo, pues caminó 7.2 entradas sin permitir carreras, admitió seis hits, ponchó a cuatro y otorgó tres boletos, mientras que Gustavo Martínez se acreditó salvado tirando 1.1 entradas, pero sacó los cuatro outs por la vía del ponche, aunque también permitió dos incogibles --Francisco Hernández y Adolfo Matamoros-- en el noveno, los que complicaron su relevo.

Perdió Julio César Raudez (3-3 con 1.87 de efectividad) tirando juego completo de ocho entradas, dos carreras limpias, seis inatrapables, un ponche y una base por bolas. El Bóer (12 triunfos y 16 derrotas) sigue en el sótano de la Liga Profesional, un juego detrás de los Tigres (13-15). León (17-12), es el líder y en segundo lugar están los Orientales (15-14).