•  |
  •  |
  • END

Santos “El Toro” Benavides ofreció este viernes una de sus mejores presentaciones.

A base de velocidad en sus manos, movimiento sobre el ring y metiendo sus zarpazos con más ángulos y sin perder potencia, derrotó por nocaut técnico a Wilfredo Acuña en cuatro rounds en la estelar de la velada montada por Prodesa en el Casino Pharaohs.

Fue una pelea de una sola cara. Santos abrumó con su poder y sorprendió con su rapidez, conectando a placer a dos manos mientras generalmente Acuña iba en reversa tratando de sobrevivir al chontaleño que se veía sereno, pensando como lo dijo después, en cumplirle a su madre –que está en estado delicado- en ganar y dedicarle el triunfo.

“He demostrado que soy el mejor 130 libra de Nicaragua y el que tenga problemas con eso, lo espero en el ring para que resolvamos el asunto”, explicó Santos, que a pesar de ese gesto quizá soberbio, se veía emocionalmente golpeado por el momento difícil que vive desde hace algunos meses por la salud de su progenitora.

“Me sentí más cómodo caminando en el ring y con una buena preparación a pesar de que no di el peso para el título Fedecentro. Lo que he vivido con mi madre me ha obligado a pensar en lo que necesito para hacer algo en el boxeo y me he empeñado en mejorar. Creo que lo he logrado pero espero seguir haciéndolo”, dijo Benavides.

En la semiestelar, Nerys Espinoza se apuntó un triunfo por decisión unánime frente al venezolano Juan Carlos Campo, sin embargo, pasó muchos apuros.

Lo cierto es que el sudamericano conectó muchos golpes a los bajos, razón por la que el referee, Alberto Méndez, le quitó dos puntos pero le llamó todo el tiempo la atención.

Dos jueces vieron ganar al nica 97-91 y un tercero marcó 96-93. Pero Nerys se vio por momentos agotado, sin aire ni fuerza para tirar sus golpes y en buena parte de la pelea le ayudó a Campo a complicarle la vida, quedándose en las cuerdas, ripostando en corto, la distancia que le convenía al venezolano y menos mal que el rival no tenía pegada.

Conforme fue avanzando la pelea, Campo perdió movilidad, dejó de ser ese blanco difícil y mañoso, y fue cuando recibió muchos golpes a la cabeza que lo estremecieron y de no ser porque Nerys se guardó mucho las manos, debió terminar antes del límite.

En otros combates, Alberto Morales y Juan Munguía empataron en la pelea más intensa de la velada. Munguía lució con más dominio de sus golpes, imponiendo su fuerza. Pero Morales también reaccionó casi siempre para sacar el equilibrio en la decisión.

Cristian Ruiz pasó dificultades para vencer por decisión mayoritaria a José Varela, Walter Castillo fulminó en el primer asalto a Javier Delgado, Miguel Aguilar venció por decisión unánime a Luis García y Eliécer Lanzas derrotó a Erick Sandoval.