•   PARÍS  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El argentino Lionel Messi recibió hoy en París el trofeo del Balón de Oro al mejor futbolista de 2009, con la mente puesta ya en poder repetir en el futuro, empezando por 2010, gracias a nuevos éxitos con su club, el Barcelona, y con la selección de su país.

Tras conquistar un histórico tricampeonato (Liga-Liga de Campeones-Copa del Rey) con el conjunto catalán, el astro albiceleste aseguró que sería "grandioso" poder ganar más premios así en el futuro y reconoció que para ello será clave el resultado de sus equipos. "Ojalá gane más Balones. Sería algo grandioso. Eso va a depender de cómo sigamos, de cómo le vaya al Barcelona y también de cómo le vaya a Argentina, sobre todo esta temporada, que termina con el Mundial", destacó con 'su' trofeo dorado a apenas unos centímetros.

La victoria de Messi en la votación de periodistas organizada por la publicación especializada France Football se conocía desde el martes, pero el acto de entrega oficial tuvo lugar hoy en el emblemático programa semanal de fútbol 'Téléfoot', de la cadena francesa TF1. "Poder conseguir este reconocimiento es algo muy importante. Estoy contento por el año que hizo el club, por todo lo que hemos ganado, es por ello que estoy aquí y tengo que dar las gracias a mis compañeros", destacó la 'Pulga' instantes antes de tener el balón más codiciado entre sus manos.

El galardón fue entregado por Denis Chaumier, director de France Football, fundadora y organizadora del Balón de Oro desde 1956, durante un programa en el que se repasó la carrera del jugador, desde su infancia en Rosario -ciudad en la que guardará el trofeo- hasta sus noches de gloria con la camiseta azulgrana. "Se lo dedico sobre todo a mis compañeros. Estoy muy feliz por ser el primer argentino (Alfredo Di Stéfano -1957 y 1959- y Omar Sívori -1961-, nacidos en Argentina, lo ganaron como español e italiano, respectivamente) y el primer jugador formado en el Barcelona en ganarlo. También a mis amigos, a mi familia y a mis hermanos, que siempre están a mi lado", señaló tras recogerlo.

La gran actuación del equipo catalán en 2009 fue determinante para su victoria con 473 puntos de 480 posibles, más del doble del segundo, el portugués del Real Madrid Cristiano Ronaldo (233) y con un cómodo margen sobre sus compañeros españoles Xavi (170) y Andrés Iniesta (149). Tras quedar tercero en 2007 y segundo en 2008, Messi consiguió por fin el Balón y es el gran favorito para llevarse el 21 de diciembre el premio anual al mejor jugador de la Federación Internacional, FIFA, que se entregará en una gala en la Ópera de Zúrich, Suiza.

Para poder optar a nuevos éxitos en 2010, como él mismo apuntó, será muy importante su actuación en el Mundial con Argentina, en donde no ha conseguido brillar hasta el momento con la misma intensidad que en el Camp Nou barcelonés.

En la llave B, los pupilos de Diego Maradona, que se clasificaron para el torneo con mucho sufrimiento, se verán con Grecia, Nigeria y Corea del Sur, algo que para Messi resultará "difícil" por el nivel de los tres combinados. El seleccionador recibió los elogios del galardonado, que considera un honor que le comparen con el mítico 'Pelusa'. "Para mí, Maradona es el mejor de la historia. Es un honor ser comparado con él, pero no habrá otro como él", aseveró.

En el acto de entrega, Messi recibió la felicitación de grandes nombres del fútbol, como el entrenador Jose Mourinho, el francés Franck Ribéry o su ex compañero Samuel Eto'o, así como de otros jugadores argentinos (Gabriel Heinze, Lisandro López, Javier Zanetti, Diego Milito) o su hermano Rodrigo, entre otros. El presidente del Barça, Joan Laporta, estuvo junto a su estrella y aseguró que estamos ante "uno de los mejores jugadores de la historia" y que su éxito refuerza el trabajo de los jóvenes canteranos del equipo.

Antes de final de año, Messi y el Barcelona tienen la oportunidad de poner la guinda a un 2009 inolvidable, con el Mundial de Clubes de la FIFA en Abu Dhabi (9-19 de diciembre). "Me gustaría repetir lo vivido este año. Y lo mismo con Argentina, poder ganar un Mundial y la Copa América. Quiere seguir creciendo y seguir ganando títulos", avisó.