•  |
  •  |
  • END

Pacquiao y el promotor Bob Arum se reunieron este viernes para discutir una propuesta del contrato para la pelea con Floyd Mayweather, según el consejero de Pacquiao Michael Koncz, que aseguró que “Manny tiene algunos requerimientos adicionales, peticiones, que Arum no piensa qué serán problema”.

“Los requisitos de Manny eran tan realistas que Arum no siente que será un problema y es básicamente un trato hecho”, dijo Koncz.

Este mismo viernes se concretó el acuerdo, al menos del lado de Pacquiao, ya que firmó el contrato, dijo la fuente.

Mayweather había llegado a un acuerdo de los términos previamente con Golden Boy Promotions, su promotor para la pelea de HBO PPV, pero no quedó claro si había firmado los documentos.

La fuente también explicó otros detalles de la pelea, que tendrá un límite de peso welter de 147 libras por el título de Pacquiao y confrontará a los dos mejores boxeadores en el mundo libra por libra.

Ambas partes han acordado una repartición de 50-50 de la bolsa, que podría ser gigantesca. Muchos expertos esperan que la pelea eclipse el récord de todos los tiempos en ventas de pague por ver. Actualmente, la cifra récord es de $2.44 millones, generada en la victoria de Mayweather sobre Óscar De La Hoya en 2007.

En vez de celebrar una gira mediática completa, sólo habrá una conferencia de prensa en Nueva York durante la segunda semana de enero. Con un calendario comprimido debido a que la pelea sería el 13 de marzo, en vez del 1 de mayo como prefería HBO PPV, no hay mucho tiempo para una gira de medios expandida.

La pelea se celebrará el 13 de marzo porque Pacquiao es candidato a un asiento del congreso en Filipinas y las elecciones son en mayo, lo que pudo conllevar un conflicto entre su entrenamiento y su campaña política.

Pacquiao pasará la primera mitad de su campamento de entrenamiento en Baguio, Filipinas, donde también entrenó en la primera parte de su campamento en preparación para la pelea contra Miguel Cotto. Pacquiao y el entrenador Freddie Roach se mudarán al gimnasio Roach’s Wild Card en Hollywood, California.

El lugar de la pelea no ha sido decidido finalmente aún. El dueño de los Dallas Cowboys, Jerry Jones, ha expresado interés en traer la pelea a su nuevo estadio así como representantes del Superdome en Nueva Orleans. También podría suceder en el MGM Grand de Las Vegas.