•   MIAMI  |
  •  |
  •  |
  • END

Estamos en la segunda semana de diciembre y no encuentro ningún medio, ni hablado ni escrito nicaragüense, que impulse una campaña a favor de la incursión de este prominente narrador, comentarista y fino escritor deportivo al Salón de Cooperstown.

Quizás las nuevas generaciones no han tenido la oportunidad de escuchar esta maravillosa voz que a lo largo de 38 años animó a los fanáticos de los Dodgers, los seguidores de los Astros y los entusiastas de los Rangers con sus comentarios.

Los oyentes comentan que René Cárdenas los hacía ver el partido con sus interpretaciones. Sentó cátedra y legó para la historia una página de leyenda. Los que han tenido la ocasión de compartir una cabina con él, como Jaime Jarrín, comentan: “René debe estar en el Salón por todas los cosas buenas que hizo por el béisbol. Para ser miembro hay que tener en cuenta lo que uno hace en favor de este deporte y “El Chelito” lo logró, siendo el pionero de las transmisiones en español”.

Tito Rondón narró con René en 1990, cuando Jarrín sufrió un accidente. Tito, como otros nicas, fue inducido y recomendado por “El Chelito” para que fueran narradores de grandes ligas, entre ellos “El Fat” García. Según Tito, “El Chelito” debería tener su lugar en Cooperstown, por haber sido la persona que “inventó”, creó las trasmisiones, temporadas completas narrando diariamente en español los juegos de Grandes Ligas y le demostró al mundo el éxito de su idea. Su obra esta ahí”.

Por su parte, Felo, quien entró en 2001, dice: “Claro que René debe estar en el Salón de la Fama. Es un gran profesional, un estudioso de la materia y fue el primero en las transmisiones en nuestro idioma, ese ha sido el paso más grande que “El Chelito” ha logrado”.