•  |
  •  |
  • END

Nada podría ser mejor en una velada en homenaje al Tricampeón, Alexis Argüello, que una victoria sufrida, con cierre dramático y explosivo como el que ofreció Carlos “Chocorrón” Buitrago, al muy estilo del “Flaco”, pues a punta de corazón y de una pegada de hierro derrotó por nocaut al brioso mexicano Edgard “Power” Jiménez, en siete asaltos en el Estadio Nacional Denis Martínez.

Buitrago se adjudicó el título juvenil de las 105 libras de la OMB, pero sufrió mucho. Jiménez después de pasar el trago amargo del primer asalto, cuando parecía que caería presa de los golpes de “Chocorrón” fue levantando su boxeo, demostrando una asimilación como pocos a los bombazos que le tiraba el nica.

Conforme fue avanzando la pelea, Jiménez iba desarrollando sus manos en larga y corta distancia y con bastante efectividad. La insistencia de golpes en gancho a la humanidad de “Chocorrón” estaba logrando su propósito: hubo algunos rounds que el nica no tiraba tantos golpes, lucía abrumado a merced de las combinaciones del mexicano.

Lo peor de la pelea para el boxeador nacional fue el cuarto, cuando una izquierda de Jiménez lo mandó a la lona y aunque Buitrago intentaba reaccionar conectando golpes muy contundentes al rostro de su rival, éste siempre hallaba la forma de responder.

Pero desde el sexto Buitrago estremeció tres veces a Jiménez, le volteó la cara en su esquina con una derecha en corto y el round prometía más pero no remató. Sin embargo, en el séptimo nuevamente puso en malas condiciones al mexicano con un volado de derecha a la cara. Segundos más tardes --a los 2:12 minutos-- el referee Genaro Rodríguez paró el combate y “Chocorrón” se llevó el título después de hacer sufrir los más de 10 mil aficionados que llegaron al estadio.

En las otras peleas por título mundial, César Canchila, de Colombia, terminó vapuleado por el filipino Johnreil Casimero a. 1:40 minutos del round 11 y se quedó con la corona interina de las 108 libras de la OMB. Casimero puso en malas condiciones en varias ocasiones a Canchila, pero éste venía mejorando hasta que fue noqueado.

La costarricense Hanna Gabriel hizo historia al convertirse en la primera en ganar el título de la OMB de las 147 libras al derrotar a la argentina Gabriela Zapata, quien en realidad hizo muy poco para evitarlo.

Fue una velada incomparable para los nicas, con grandes actuaciones como la de Everth Briceño, que se llevó el título de las 115 de la OMB al vencer por decisión mayoritaria al dominicano Juan Mercedes. Lo extraordinario de este combate fue cómo Briceño vino desde atrás, herido en su ceja derecha desde el tercer asalto, sacó la decisión cuando parecía perdido en los primeros asaltos.

La cartelera elogiada por su calidad y organización por personeros de la OMB, entre ellos el presidente Francisco “Paco” Valcárcel, tuvo otros combates intensos como el triunfo de Gonzalo Munguía por nocaut sobre Augusto Pinilla, de Panamá, la misma dosis le aplicó Orlando Rizo al canalero Gustavo Gómez, el también nica Henry Maldonado venció por decisión mayoritaria al panameño Humberto Peña, Moisés Solís le ganó a Santos Martínez por nocaut en cuatro rounds y Carla Estrada venció por decisión unánime a Sochiel Marquero.