•   ESPAÑA  |
  •  |
  •  |
  • END

Lo han ganado todo, pero todavía no son conscientes. Leo Messi, el hombre del partido y del torneo, autor del gol de la victoria azulgrana sobre el Estudiantes, así lo confirma. “Hoy por hoy, no nos damos cuenta de lo conseguido, aunque a medida que pase el tiempo será difícil que otro equipo lo repita”, ha declarado Messi. El tanto del argentino ha sido peculiar. Con el pecho y para asegurar viendo que el guardameta Albil estaba a contrapié, el delantero del FC Barcelona ha firmado la remontada de su equipo iniciada por Pedro en un partido “muy complicado, porque Estudiantes tiene grandes jugadores, están muy organizados y sale muy rápido a la contra”.

Otro protagonista del partido, el autor del primer tanto del Barcelona en la final del Mundial de Clubes, Pedro Rodríguez, fue más modesto al término del encuentro y habló de “suerte” por haberle llegado el balón con opciones de marcar a un minuto de la conclusión. “Estaba difícil, pero encontramos el gol al final que nos daba la llave para conseguir el título”, indicó Pedro, que calificó de “muy grande” el tanto de Leo Messi y el “placer” de contar con el argentino.

Gerard Piqué también ha comentado con modestia los éxitos del Barcelona. El central barcelonista ha precisado que “por títulos, el equipo es el que ha hecho el mejor año de la historia, pero para ser el mejor de la historia hay que seguir ganando”. Piqué, como su compañero Xavi Hernández, han reafirmado sus palabras porque, según el centrocampista, “si no en el mundo del deporte te machacan”. Xavi admitió de todas maneras que el equipo ha hecho “historia” con algo que “nadie ha conseguido y que únicamente podrían igualar”. “Todos hemos trabajado mucho y es un privilegio estar en este equipo”, ha añadido el canterano, que consideró “justo” el resultado de la final.

El sueco Zlatan Ibrahimovic, más parco, ha definido sus impresiones como “fantásticas” y se ha congratulado por él y por todos sus compañeros.

Lágrimas y prudencia

Feliz y cansado. Así se ha descrito Pep Guardiola, artífice de un equipo que lo ha ganado todo. No así “rey del mundo”, pese a haber ganado los seis títulos más importantes en un solo año. Guardiola ha apelado a la humildad en la sala de prensa del estadio Zayet Sports City de Abu Dabi, donde salió aplaudido por los enviados especiales. “Hemos hecho una cosa muy importante, pero sólo soy una persona extremadamente feliz y cansada”, ha señalo el preparador, quien ha reconocido que lloró al final del partido. “Son cosas que pasan”, se ha limitado a apuntar.

El mister se ha congratulado que el éxito llegase de “forma épica”, aunque también ha reconocido que temió la derrota ante un rival “noble”. “Ha sido muy grande conseguir lo que hemos conseguido. Felicito a los jugadores, pero hoy les tengo que dar la gracias por estos siete meses. La gente se lo ha pasado muy bien y esto también es mérito de la institución, y de que somos diferentes, porque llevamos Unicef en la camiseta, y que en lugar de cobrar, pagamos”, añade Guardiola, que le dedicó el Mundial de Clubes al ex directivo Evarist Mustra, dimitido en la junta del presidente Joan Laporta, pero persona determinante para la contratación de Guardiola como técnico.

“Dentro de un tiempo nos daremos cuenta de lo que ha pasado este año. Me satisface porque creo que la gente, la afición, se ha visto recompensada por todo. Y quiero también dar las gracia a todos los jugadores que hemos tenido: Silvio (Sylvinho), Samuel (Eto’’o), Alex (Hleb) y Guddi (Gudjohnsen). Quiero darles las gracias a todos”.