•   Zúrich  |
  •  |
  •  |
  • END

El futbol mundial rindió pleitesía a Messi, elegido el mejor jugador según la FIFA por los seleccionadores y capitanes de 147 países en una gala celebrada en Zúrich. La victoria del argentino fue abrumadora al sumar 1.073 puntos por los 352 que obtuvo Cristiano Ronaldo, segundo clasificado, y los 196 de Xavi. Kaká (190) fue cuarto e Iniesta (134) quinto.

La presencia de tres jugadores formados en La Masía entre los cinco mejores del mundo no es casual y viene a honrar el extraordinario e inaudito logro del Barcelona en 2009: Ganar las seis competiciones en las que ha participado. Hasta cinco seleccionadores (entre ellos, el italiano, Marcello Lippi, y el danés, Morten Olsen) y 11 capitanes (entre ellos Eto’o, Ibrahimovic y Van Bronckhorst) premiaron el trabajo del fútbol formativo del conjunto español combinando en sus votaciones un podio exclusivamente formado por jugadores salidos de la cantera azulgrana.

Pocos minutos después de las nueve de la noche, Michel Platini, el presidente de la UEFA, que se vanaglorió de que todos los premiados jueguen precisamente en equipos europeos, abrió el sobre dorado que contenía el nombre de Messi. “Agradezco a los compañeros y seleccionadores este reconocimiento, que, por venir de sus votos, representa un honor”, dijo el delantero del Barcelona, al que acompañaron su madre, doña Celia, y sus tres hermanos, Rodrigo, Jorge y Marisol.

El seleccionador español, Vicente del Bosque, escogió a Messi, a Cristiano Ronaldo y al marfileño Drogba en tercer lugar. Casillas, como capitán de España, prefirió en la votación a sus compañeros madridistas Cristiano Ronaldo y Kaká antes que a Messi, un voto marcadamente político.

Curiosamente, Drogba, Rooney e Ibrahimovic se llevaron los votos de Diego Armando Maradona, de los pocos que no incluyó a un jugador del Barcelona en su votación. El seleccionador de Namibia, Tom Saintfiet, escogió a Puyol como el mejor del año y fueron varios (México, Madivas...) los que se acordaron de Torres como número uno. Eto’o, capitán de Camerún, votó a Messi, Iniesta y Xavi. Y Henry, de Francia, se acordó de su ex compañero en el Barça al incluirlo por detrás de Messi y por delante de Xavi. Ibrahimovic, de Suecia, votó por Messi, Xavi e Iniesta. En total, 87 capitanes y 95 seleccionadores votaron a Messi como el mejor. El seleccionador de China escogió a Casillas.

El peso del fútbol español y de la Liga entre los mejores del año fue impresionante. Además de Xavi e Iniesta, escogidos entre los cinco mejores jugadores, en el Equipo Doradode la FIFA fueron también elegidos Casillas y Torres. Alves (Barcelona), Terry (Chelsea) Vidic (Manchester United) y Evra (Arsenal), como defensas; Xavi, Iniesta y Gerard (Chelsea), como centrocampistas, y Messi, Torres (Liverpool) y Cristiano Ronaldo, como delanteros.

Además, el portugués del Madrid recibió el primer Premio Ferenc Puskas, al mejor gol del año, por el tanto que logró ante el Oporto en la pasada edición de la Champions . También estaban nominados Iniesta, por el disparo que decidió las semifinales de la última Liga de Campeones en Stamford Bridge.

La brasileña Marta, jugadora de Los Angeles Sol y capitana de la selección brasileña, recibió emocionada el premio que la acredita como la mejor futbolista del mundo, tras reunir 833 puntos, por delante de la alemana Prinz (290) y la inglesa Smith (252). Es la cuarta vez consecutiva que Marta obtiene tal galardón, lo que marca un hito en la historia del fútbol femenino.

Una de las grandes protagonistas de la gala, amenizada con las canciones de Laura Pausini, fue la reina Rania, de Jordania, que subió al escenario para recoger, de manos de Joseph Blatter el premio Presidente FIFA en reconocimiento a su trabajo como copresidenta del proyecto Un gol: Educación para todos, para acercar la educación a los niños mas desatendidos del planeta. “Setenta y dos millones de niños están en el banquillo de por vida. Nosotros podemos conseguir que vuelvan al colegio, que tengan una educación que ahora no tienen. Podemos darle una oportunidad”, dijo la reina jordana.

A título póstumo, la FIFA honró los valores que durante toda su vida transmitió el técnico británico Bobby Robson concediéndole el Premio Juego Limpio.