Francisco Jarquín Soto
  •  |
  •  |
  • END

Sin hombres importantes en el mediocampo como Elmer Mejía y Marlon Medina, determinantes en la recuperación de la bola, y con la ausencia de Rudel Calero, las cosas no pintan nada bien para Estelí pese a la victoria 1-0 en el primer duelo de la final del Torneo Apertura de Primera División ante el Walter Ferreti en el Independencia.

“No me preocupan las ausencias de Rudel, Elmer y Marlon como muchos creerán, porque tenemos un personal muy capaz. No te voy a negar que son bajas sensibles para el partido de vuelta en Managua pero tengo un plantel que sabe crecerse en momentos difíciles y ofrecen grandes resultados”, explica Otoniel Olivas, técnico del Estelí.

Para Olivas no es momento de lamentar si era justo o no las sanciones que le aplicaron a estos tres jugadores. “Eso es pasado, lo que resta es demostrar porqué hemos sido campeones en torneos consecutivos. No digo que será fácil, será como toda final muy difícil pero no imposible ganar. Tenemos la experiencia para hacerlo”.

El técnico de los rojiblancos expresó que el duelo del domingo ha sido de los mejores, porque recuperaron ese juego agresivo, con gran disciplina táctica y mucha proyección sobre la cancha rival. “Miré ese Estelí que tanto esperé en buena parte del torneo pero lo bueno es que lo estamos haciendo en el momento más importante”.

Aunque Olivas no quiso hablar de sus posibles variantes para sustituir a Mejía, Calero y Medina, es un secreto a voces que al menos Ricardo Vega jugará por Rudel. Pero la pérdida de Calero podría pesar más no sólo por lo bien va al ataque, sino porque contribuye mucho en la defensa peleando balones arriba, una de las armas más efectivas de sus rivales.