Edgard Tijerino
  •  |
  •  |
  • END

Era el año del Mundial inolvidable, 1972, y antes de viajar a Santo Domingo para el Torneo de La Amistad, fuimos testigos de una serie extra entre León y Granada, para decidir el campeonato nacional en el Estadio de Managua que estaba siendo convenientemente “maquillado”. La rivalidad entre Heberto Portobanco y Oscar Larios, llevada a su punto de ebullición.

Tres juegos, uno hoy y dos al día siguiente, precisamente cuando el desgaste físico y emocional aguijoneaba a los dos equipos. ¿Quién favorito? Granada ligeramente por su fuerte bateo central encabezado por Luis Fierro, Ernesto López y Pedro Torres; sus abridores, Antonio Herradora, Paco Gómez y el brillante prospecto Denis Martínez; la presencia de Orlando Espinoza como relevista, más Larry Zavala, Ismael Leiva, José Molina, José Ramón Sandino y Modesto García.

Los leones tenían su bravura, y la escopeta derecha de Antonio Chévez, la agresividad de Antonio Rizo, la proyección de Róger Flores, la pimienta de Gersán Jarquín, el crecimiento de Salvador Vanegas, más la presencia del chavalo Arnoldo Muñoz, el aporte de Danilo Escoto, Zamir Zapata y Emer Méndez en los bosques, la seguridad de Nazario Cortés y el brazo de Gilberto Poveda.

Apretados por lo agitado del calendario, Heberto y Larios desembocaron en Denis Martínez y Gilberto Poveda como abridores del primer juego. Denis, peleándole a Róger Flores la distinción de Novato del Año, no sospechaba que sería el abridor contra Cuba en Santo Domingo, y que estaría a punto de tirar un no hitter en el Mundial.

Ganó el Granada 12 por 3 derritiendo a Poveda, apoyándose en la faena de Martínez, volteando un juego que inició perdiendo, y al día siguiente, ante unos 15 mil aficionados que daban por muertos a los rugidores, Heberto envió al zurdo Herradora, que remató en el primer duelo, haciéndole frente al joven Chévez.

Sólo ceros en la pizarra hasta el sexto inning, cuando León se fue arriba 2-0, pero en el octavo, los tiburones presionaron a Chévez llenando las bases sin out por base a Larry Zavala y hits seguidos de Sandino y Molina. Larios resoplaba como una locomotora viendo venir hacia el plato a Luis Fierro, Pedro Torres y Ernesto López. ¿Era el momento de sacar a Chévez? El timonel confió en el derecho y cuando Fierro y Torres fallaron en elevados a primera y tercera, la multitud se puso de pie. Ahí estaba Ernesto en el cajón de bateo. Su roletazo a tercera, terminó la amenaza. Un cero gigantesco de Chévez, y León volvió a la carga para ganar 5-0 empatando la serie.

Paco Gómez frente a Róger Flores en la batalla de vencer o morir. En el propio primer inning los leones llenan las bases con un out, y Heberto no duda en traer a Denis Martínez, quien sujeta de las melenas a los leones colgando el cero. Granada anotó cuatro veces en el segundo por un error de Faustino Mairena dejando caer un batazo, y en el quinto, se quebró el dominio de Denis permitiendo una carrera, pero ya había salvado el campeonato. Ganó Granada 8 por 1 hace casi 38 años.

dplay@ibw.com.ni