•   PARADISE VALLEY, Arizona  |
  •  |
  •  |
  • END

Es sumamente injusto, por no decir ridículo, que los equipos de Grandes Ligas jueguen un calendario de 162 juegos en temporada regular, clasifiquen para los playoffs, y que luego arriesguen todo lo que han logrado con tanto trabajo en una serie de cinco partidos.

Es una Ruleta Rusa, nada más y nada menos.

La credibilidad de una campaña de seis meses se va por la misma ventana. Ha llegado la hora de cambiar la primera ronda de la postemporada a un mejor de siete, igual que las Series de Campeonato y la Serie Mundial.

Tomen en cuenta lo siguiente: el formato de tres rondas de la postemporada se ha usado durante 15 años, y en ese lapso 11 de los 32 equipos con la mayor cantidad de victorias en temporada regular no pasaron de la primera ronda.

Uno esperaría que el nuevo Comité Especial para Asuntos dentro del Terreno pudiera convencer al Comisionado Bud Selig a hacer el ajuste.

La Asociación de Jugadores de MLB, en su junta anual el mes pasado, ya está de acuerdo con alargar la primera ronda a un 7-4.

El comité se congregó con Selig por primera vez en esta semana durante las Reuniones de los Dueños en Arizona.

La sesión duró casi cuatro horas. Selig les pidió a los integrantes del comité que no revelaran los entre 15 y 20 temas discutidos en dicha reunión; fue él quien habló con los reporteros y esquivó la gran mayoría de las preguntas de la prensa.

Con los managers veteranos Joe Torre, Jim Leyland, Tony La Russa y Mike Scioscia en el comité, el expandir la Serie Divisional obviamente recibió mucha atención.

Uno de los temas que discute este comité es eliminar las controversiales fechas libres en la postemporada.

“Hay días que podemos eliminar y que debemos”, dijo Selig. “No es tan fácil como luce.”

Si eso ocurre, me parece que con algo de creatividad, las primeras rondas se podrían hacer más compactas para acomodar una primera ronda al mejor de siete.

Una manera ideal de implementar una primera ronda de 7-4 sería reducir la temporada regular a 154 partidos. Ese era el calendario hasta 1961, cuando se expandió a 162.

Pero en realidad, aunque a Selig le gusta la idea de una campaña de 154 juegos, no puede ocurrir, debido a las pérdidas de dinero que resultarían.

“No sé cuál es la respuesta de verdad”, dijo Torre. “El jugar la Serie Mundial en noviembre es algo que da miedo.” Mencionó realizar partidos en el Target Field de Minnesota en esa época, en la que hay mucho frío y a veces mucha nieve allí.

Dijo Selig: “Hemos hablado de (extender la primera ronda) mucho, pero el problema es que nadie quiere llegar a noviembre, sin embargo, quieren ampliar el calendario.”