•  |
  •  |
  • END

El Milan goleó 4-0 al colista Siena, este domingo en la 20ª jornada de la Serie A italiana de fútbol, con tres goles de un estelar Ronaldinho, lo que le permitió acercarse a seis puntos del líder Inter, que había empatado el sábado en el terreno del Bari (2-2).

El equipo ‘rossonero’, posiblemente el conjunto más en forma del ‘Calcio’ en la actualidad, podría incluso reducir a tres unidades el margen con sus vecinos, ya que cuenta con un partido menos disputado, el que fue aplazado en diciembre ante el Atalanta en Bérgamo. En el encuentro de San Siro frente al modesto Siena, los pupilos del brasileño Leonardo se dieron un auténtico festín ante un equipo que no llegó a inquietar en ningún momento, y que se quedó incluso con diez hombres en el minuto 10 por la expulsión del arquero Gianluca Curci.

Esta jugada marcó el rumbo del partido, al ser castigada además con un penal que transformó en el 12 Ronaldinho, que culminó su ‘hat trick’ en la segunda mitad, en los minutos 72 y 89. Su compañero Marco Borriello había firmado, en el 28, el otro tanto de la tarde en la capital lombarda. “Está teniendo una gran temporada, está volviendo a disfrutar, jugando bien y marcando goles”, comentó Leonardo sobre ‘Ronnie’, al que calificó como un “magnífico jugador”.

Mucho más desafortunada fue la tarde para la Juventus, que cayó a la quinta plaza tras perder 1-0 en el terreno del Chievo en Verona, con tanto de Gennardo Sardo (33), y firma su segunda derrota del año, agravando aún más su crisis en la Serie A y saliendo de las posiciones de ‘Champions’. La situación del entrenador Ciro Ferrara vuelve a pender de un hilo por el nuevo revés liguero, después de su racha de malos resultados desde diciembre en Serie A y la eliminación a principios de ese mes de la Liga de Campeones, en la primera fase.

La caída de la ‘Juve’ fue aprovechada por la Roma, que ascendió a la tercera posición gracias a un 3-0 sobre el Génova, con un doblete de Luca Toni, que estrenó además su cuenta anotadora con su nuevo equipo, al que llegó este mes cedido en préstamo por el Bayern Múnich alemán.

El sábado, el Inter había sufrido para empatar 2-2 en el campo del Bari, que se había adelantado 2-0 con dos penales transformados por el brasileño Barreto, antes de que el vigente campeón italiano igualara por medio del macedonio Goran Pandev y el argentino Diego Milito, éste último también desde los once metros.