•   ARLINGTON  |
  •  |
  •  |
  • END

Los Rangers han encontrado un cuarto bate en el dominicano Vladimir Guerrero. Han adquirido a un posible as en Rich Harden, aunque fue a costa de Kevin Millwood.

Han reforzado el bullpen con las adiciones de Darren Oliver, Chris Ray y otros relevistas. Han hallado un utility en Khalil Greene.

El conjunto está casi listo para los entrenamientos pero aún le quedan algunos asuntos pendientes.

Los Rangers están en busca de otro abridor. También tienen decisiones que tomar en torno a la receptoría y necesitan resolver la situación de su propietario.

Ese asunto aún está pendiente. Según algunas fuentes, el grupo encabezado por Chuck Greenberg, un abogado de Pittsburg, se encuentra en intensas negociaciones exclusivas con el dueño actual, Tom Hicks. Ambas partes están tratando de cerrar el negocio antes de que expire el plazo de 30 días que acordaron el 15 de diciembre.

Las negociaciones han sido descritas como complicadas, algo que no es muy sorprendente tratándose de un negocio de esta magnitud. El grupo de Greenberg está integrado por 12 socios, entre ellos el presidente del equipo, Nolan Ryan. Greenberg asumiría el papel de socio mayoritario y Ryan seguirá siendo el presidente del equipo si se completa el negocio.

Hicks, quien ha supervisado el resurgimiento de los Rangers con jugadores jóvenes, mejor pitcheo y defensa sólida, se quedaría como socio limitado. Pero entre los asuntos que el equipo tiene que resolver está definir cuál será su papel dentro de la organización en el futuro. La aprobación para cualquier transacción también debe ser otorgada por MLB y los bancos con quienes Hicks Sports Group tiene la deuda.

Hasta que se resuelva esa situación, los Rangers estarán bajo parámetros financieros estrictos en torno a lo que pueden gastar en esta temporada baja.

“Estamos a gusto con lo que hemos hecho hasta ahora” dijo el gerente general John Daniels. “Aún hay varias cosas que estamos investigando”.

En su “lista de compras” está un abridor veterano con experiencia.

“Si podemos conseguir a otro abridor, un veterano que pueda abarcar muchas entradas, quizás haría que las cosas fueran más fáciles para los jóvenes”, dijo el manager Ron Washington. “Si eso no sucedo, estaré muy contento con lo que tengo”.

En estos momentos, los Rangers tienen una rotación encabezada por Harden y Scott Feldman, quien ganó 17 juegos en 2007. Los candidatos para llenar los tres puestos vacíos son Derek Holland, Tommy Hunter, Brandon McCarthy y Matt Harrison.

Los Rangers también explorarán la posibilidad de incluir al derecho dominicano Neftalí Feliz y al zurdo C.J. Wilson en la rotación. Entre los demás candidatos se encuentran los derechos Nippert, Doug Mathis y el venezolano Guillermo Moscoso.

“Cuando comienzas una temporada, las expectativas recaen sobre el cuerpo monticular”, dijo Washington. “Si tienen éxito, todo lo demás cae en su lugar”.

Quedan aproximadamente 30 abridores agentes libres en el mercado. Entre los más deseables se encuentran Eric Bedard, Doug Davis, Jon Garland, Branden Looper, el nicaragüense Vicente Padilla y Jarrod Washburn. Pero al menos que los Rangers cambien sus parámetros financieros de manera radical, es poco probable que contraten a alguien de ese nivel.

Ben Sheets, quien se perdió toda la temporada del 2009 tras ser operado de un músculo flexor del brazo, aún está sin contrato aunque exigiría una cantidad que no está al alcance de los Rangers. Si los Rangers siguen ejemplos pasados, podrían intentar adquirir a un agente libre de bajo costo que haya tenido éxito en su carrera pero que tenga un historial de problemas físicos recientes.

En este grupo se encuentran el dominicano Bartolo Colón, John Smoltz, Mike Hampton, Eric Milton, Chien-Ming Wang, Mark Mulder y Paul Byrd. Los ex Rangers Adam Eaton, Kris Benson, Jason Jennings y Sidney Ponson también están en busca de empleo.

Se espera que los Rangers pronto anuncien de manera oficial la contratación de Greene después que este se someta a un examen físico. Se espera que Greene sea el utility infielder y que junto con el receptor reserva Taylor Teagarden y el jardinero David Murphy integrarán una banca de cuatro jugadores.

Aún no se sabe quién será el cuarto jugador. Los Rangers podrían intentar adquirir a un inicialista que batee a la derecha para que le haga complemento a Chris Davis o quizás prefieran a un jugador más versátil como el dominicano Esteban Germán.

Los Rangers también tienen algunos asuntos internos por resolver. Tienen a siete jugadores que son elegibles para arbitraje: Wilson, Feldman, McCarthy, Nippert y los relevistas Ray, Frank Francisco y Josh Hamilton.

El asistente al gerente general, Thad Levine, dijo que las pláticas entre el conjunto y los agentes de los jugadores han tomado impulso en los últimos días y que tiene esperanzas de que los Rangers puedan llegar a acuerdos sin tener que pasar por una audiencia de arbitraje.