• MLB / SANTO DOMINGO |
  • |
  • |
  • END

El manager José Offerman fue suspendido el lunes de manera indefinida por las autoridades del béisbol profesional dominicano por su agresión al árbitro Daniel Rayburn.

Offerman tiró un golpe a Rayburn, ampáyer de primera base, en el partido entre los Tigres del Licey y los Gigantes del Cibao y posteriormente los árbitros estadounidenses que trabajaban en el país renunciaron bajo el alegato de que se sentían amenazados en los estadios dominicanos.

“Hemos tomado la decisión de suspender de manera indefinida, que equivale a decir de por vida, al dirigente José Offerman por los hechos acontecidos el pasado sábado en el Estadio Quisqueya”, dijo el presidente de la liga dominicana, Leonardo Matos Berrido, a la AP.

Los Tigres del Licey lamentaron el hecho y tratarán de apelar la sanción contra Offerman, quien tenía un contrato para la próxima temporada. “Vamos a apelar a la generosidad del presidente de la liga para que a Offerman se le dé una oportunidad, porque sabemos que es un hombre joven y que cometió un error grave, pero creemos que se le puede permitir un perdón”, dijo el gerente general del Licey, Fernando Ravelo, a la AP.

Offerman se convierte en el segundo dirigente del Licey suspendido esta temporada. Dave Jauss, cuyo despido antecedió la llegada de Offerman, fue suspendido por dos años por agredir y perseguir a uno de los árbitros en un partido de la serie semifinal.

Este es el segundo incidente de violencia en dos años y medio en el que se ve involucrado Offerman. En 2007, golpeó con un bate al receptor Joe Nathans durante un partido de la Liga Independiente del Atlántico tras ser golpeado por un lanzamiento de Matt Beech.

Por ese incidente, Offerman tuvo que someterse a clases para controlar su temperamento y fue expulsado de la Liga del Atlántico.

Offerman se disculpó en un comunicado y reconoció que cometió un hecho bochornoso y lamentable.