•  |
  •  |
  • END

El lanzador de derecho de Laguna de Perlas, Devern Hansack que pertenece a la organización de los Medias Rojas de Boston, ya está recuperado de la operación que le practicaron en los Estados Unidos en su hombro derecho, que lo dejó fuera de pelea por el resto de la temporada con el equipo Triple A de la organización bostoniana.

“El 12 de marzo del año pasado tuve una lesión en mi hombro, me operaron el 16 del mismo mes por lo que quedé fuera por el resto de la temporada. Estuve en todo este tiempo en Florida recuperándome; ya estoy listo para integrarme al equipo. Todavía no he tirado, lo único que he hecho es fortalecer el brazo porque ellos deben verificar cuánta fuerza uno tiene en el brazo y hasta que se pasa ese examen es que te dejan lanzar. Eso es lo que voy hacer en estos días que me voy”, comenta el pitcher costeño, mientras realizaba trámites migratorios en esta capital.

¿Vas para el spring training con el equipo grande?

“No lo creo. Primero tengo que pasar esa prueba de fuerza. Me acaban de mandar a llamar y sólo estoy esperando la visa de trabajo para irme. Si todo sale bien, creo poder pelear un puesto en el staff del primer equipo. Ahorita llego, hago la prueba y a esperar. Estoy muy confiado porque mi brazo está fuerte”, dijo el lanzador.

¿Qué ha pasado que no te has establecido en las Mayores?

“Boston al igual que los Yanquis, es difícil. No es que ya llegaste y te quedas, hay que competir fuerte siempre, porque detrás tienes miles de jugadores luchando por subir. Para que se fijen en uno tienes que ser el número uno, es una batalla muy fuerte”.

¿Qué dicen de ti la alta dirigencia de Boston?

“Que no están locos para darme de baja, porque tengo condiciones para lanzar en Grandes Ligas. He conversado con ellos sobre un posible cambio y me dicen que no, que tenga paciencia, que pronto llegará la hora de establecerme”, comentó amenamente Devern Hansack.