•  |
  •  |
  • END

AS Deportes

Los azulgranas finalizaron la primera vuelta de la Liga sin conocer la derrota. Xavi, Dani Alves y Messi, marcaron los goles en un partido en que fueron superiores al Valladolid de principio a fin.

Puede decirse que el Barcelona ganó sin despeinarse en Zorrilla ante un impetuoso Valladolid que se dejó la piel en cada jugada, pero que acabó pereciendo ante la clara superioridad de su rival. Los locales pusieron las ganas y el esfuerzo y los visitantes pusieron las ocasiones y la definición. Xavi abrió el marcador mediada la primera mitad al culminar una formidable jugada de equipo. Un minuto después, Alves dio el segundo mazazo a los locales con un centro chut que sorprendió a Justo Villar, y que dejó muy tocado a los pucelanos. En los primeros minutos de la segunda mitad fue Messi el que puso la sentencia definitiva con un gol que le sirvió en bandeja el sueco Ibrahimovic.

El conjunto culé finaliza por primera vez en su historia la primera vuelta de la Liga sin conocer la derrota. Quince derrotas y cuatro empates en 19 partidos disputados. Un total de 49 puntos en el ecuador del campeonato. Números de campeón.

Todo lo que no fuese perder le servía al Barcelona para acabar invicto la primera vuelta de la Liga. El líder aterrizó en Pucela con el firme objetivo de no verse afectado por la relajación debido a la debilidad de su rival, un Valladolid que atraviesa un momento pésimo (tan sólo 3 victorias en los últimos 29 partidos ligueros) y que estaba obligado a contener contra viento y marea a su rival y aprovechar alguna ocasión para mejorar la incómoda situación de Mendilibar en el banquillo.

El Valladolid protagonizó el típico comienzo de los equipos de Mendilibar, un comienzo fulgurante. Los locales saltaron al césped dispuesto a presionar arriba al Barcelona para imprimir al choque el ritmo y la velocidad necesaria para mantener vivo el partido e impedir a su rival sentirse cómodo por medio del dominio de la posesión. Aun con el partido resuelto, el Valladolid no cesó en su empeño de entregar el máximo ante el Barcelona, pero la superioridad del conjunto catalán acabó frustrando una y otra vez los intentos locales por acortar distancias.