•  |
  •  |
  • END

Dieciséis récords individuales, entre ofensivos y de pitcheo, se atacaron en el V Campeonato de La Liga Nicaragüense de Béisbol Profesional, que finalizó el sábado con la coronación del León.

El récord más importante que se produjo entre los lideratos finales del Torneo, fue el de “Triples conectados”, que compartieron el cubano Yosvany Almario y el dominicano Agustín Séptimo, ambos con 5, para superar en uno el que había impuesto Travis Ezi en el 2008 con el Bóer.

Los récords que se atacaron o se impusieron, fueron los siguientes:
En ofensiva, Yosvany Almario tuvo 210 turnos oficiales al bate, tres más que los consumidos por Justo Rivas en el 2007 y que había empatado Danilo Sotelo en el 2008.

Justo Rivas tuvo el mayor promedio sobre las bases, con .466, superando el .457 del leonés Esteban Ramírez en el 2007.

Agustín Séptimo, sublíder en bases robadas (8), fue líder y recordista en atrapados robados, con 8, uno más que Eduardo Romero, Ernesto Garay, Dwaine Bacon y Travis Ezi.

Domingo Alvarez estableció la racha de bateo más larga, con 17, mientras Esteban Ramírez y Justo Rivas eran golpeados 15 veces. El récord lo tenía Esteban con 12 desde el 2007. Renato Morales dejó a 62 en posición anotadora y supera el récord de 56 que tenía Marlon Abea desde el 2005.

Aunque no bateó mucho, Dwight Britton presionó en las bases y anotó 42 carreras, para empatar la marca que había impuesto Bárbaro Cañizares con el Bóer en el 2006.

En pitcheo, hubo considerable cantidad de marcas negativas, siendo Esteban Pérez (León), el que fue más conectado. Le anotaron 52 carreras, el récord anterior era de 42, de Cairo Murillo (2005). 44 de esas carreras fueron limpias, y la marca anterior era de 35, de Maikel Ninemger con el Bóer en el 2006. También a Esteban le batearon 11 toques de sacrificio. La marca anterior era de 7, en poder de Álvaro López con León en el 2008.

Esteban Pérez y Jairo Pineda abrieron 14 partidos, uno más que Asdrudes Flores, Cairo Murillo y Franklin Sánchez en el 2005 y 2006 respectivamente. Justo Pérez relevó 29 partidos, cuarto más que Oscar Pantoja y Arián Cruz en el 2005.

Julio César Raudez se enfrentó a 336 adversarios y superó su propia marca de 328 tenida en el 2005 con el San Fernando. Berman Espinoza, del Bóer, dio 7 bases por bolas intencionales y superó la marca de 5 que compartían cinco lanzadores.

Jairo Pineda y el campeón de efectividad Wilfredo Amador, golpearon a 12 bateadores y superaron el récord que compartían Alejandro Noguera y Freddy Corea (Bóer 2005), y Carlos Morla (San Fernando 2008).