•   Los Ángeles  |
  •  |
  •  |
  • END

Un descubrimiento que hizo el ex gerente general de los Dodgers de los Ángeles, Fred Claire, quien tiene a cargo una empresa de estadísticas, es que el nicaragüense Vicente Padilla, un pitcher de los más temidos, no envía tantos lanzamientos adentro como dice su reputación.

El informe tiene datos muy interesantes para evaluar el trabajo desplegado por el derecho pinolero, que recibirá cinco millones de dólares de parte de los Dodgers en el 2010, con un bono dependiendo de los innings trabajados.

Los lanzamientos de Vicente entre 90-95 millas por hora, representan el 73 por ciento de su esfuerzo, mientras que su bola cortada entre 88 y 94 millas sólo consigue ser el uno por ciento entre sus bolas rápidas. Esas curvas pronunciadas, flotan entre 63 y 77 millas, y constituyen el 11 por ciento, mientras que su cambio de velocidad, tan necesario, apenas el 9 por ciento.

El slider que se mueve entre 81 y 86 millas por hora, lo usa con un promedio del 7 por ciento por partido. Según el estudio pormenorizado de Claire, la bola rápida es su pitcheo más dominante y el slider, el menos efectivo.

Vicente logra registrar 3.16 ponches por cada base por bolas. Sus lanzamientos adentro que pasan por la zona de strike son el 64 por ciento, más alto que el promedio de la liga que es del 59 por ciento.

Su bola cortada es 3 millas más rápida que el porcentaje de la liga (72-69). Raras veces se vira a las almohadillas, 3 por ciento contra el 10 por ciento del average de la Liga de un total de 62 intentos.

Tira mucho strike con conteo de 0-2, y solo el 41 por ciento lo hace fuera. La localización de su slider es 3 pulgadas encima del average. Con conteos a favor 2-0, 2-1, 2-2,3-1y 3-2 tira puro fastball.

No es frecuente que haga dos lanzamientos adentro consecutivos. Ninguno de los jonrones que permitió han sido con pitcheos fuera de la zona, pero vale la pena señalar que solo el 10 por ciento de sus envíos pasan por allí.

Mezcla su bola rápida variando la velocidad en un rango de 4.4 millas por hora. Su recta cortada es una de las más suaves alcanzando velocidad promedio de 70.1 mph, incluyendo una bola de gran quiebre y suave recorrido.

Padilla suele mezclar su cambio de velocidad dejando flotar la pelota con una pequeña rotación. En realidad, con este detalle estadístico ¿de dónde sacaron que es un caza cabezas? El informe es del periódico The Angeles Times.