•  |
  •  |
  • END

El primer encuentro entre el monarca de la AMB, Román “Chocolatito” González, y su rival, Iván “El Pollito” Meneses, se dio el propio domingo, tan solo unas horas más tarde de que el pinolero arribara al Distrito Federal, México.

“Está un poquito grande pero nada que impresione. He visto vídeo de él y no es un Yutaka Niida, tampoco (Katsunari) Takayama. No está a la altura de esos peleadores que se notaba tenían fortaleza, combinaciones, iban siempre hacia delante sin rendirse a pesar de lo bien que los conectaba”, dijo Román, quien está en Puebla dando los últimos toques a su preparación para el combate que sostendrá este 30 de enero en el Auditorio Siglo XXI en aquella ciudad.

“No estoy menospreciándolo, hablo en base a lo que miré. Quizá por la preparación que tengo también hablo con esta confianza pero sé que debo tener cuidado con cualquier rival. Pero Dios primero voy a salir bien de este combate y regresar a Nicaragua para celebrarlo con mi familia”, agregó el campeón de las 105 libras de la AMB.

Pero antes de llegar a Puebla, Meneses y Román tuvieron su primer duelo, uno verbal, en una entrevista que les hizo el Dr. Alfonso Morales, reconocido periodista mexicano del programa: En la Jugada, transmitido por la empresa Televisa Deportes.

La cita televisada se puso mejor cuando el mexicano Meneses trató de arrebatarle literalmente el cinturón que sostenían ambos boxeadores, pero el nica se aferró a él de la misma manera que lo hace cuando está en el ring frente a frente con sus rivales.

En 107 libras

En horas tempranas de este lunes, Román entrenó en el gimnasio del Hotel Ramada Reforma corriendo sobre la banda elástica y luego se metió al sauna. De esa sesión salió en 108.5 libras y comió un poco antes de partir al mediodía, junto a su entrenador, Arnulfo Obando y sus apoderados, Carlos Pilato y Fernando Sánchez, rumbo a Puebla.

“Entrené un poco cuando vine a Puebla. Después del trabajo salí en 107 libras sin problemas y todavía comí un poco de sopa, con limoncito que estaba bien rico por cierto y además me bebí un té caliente. Los planes es trabajar mañana martes (hoy) y salir en 106 libras y para el miércoles después de la conferencia de prensa estar en el peso, en 105 libras, solo manteniéndome para la hora del pesaje”, agregó.

El pesaje será en el Auditorio Siglo XXI, el próximo viernes a la 1:00 p.m., para el miércoles está prevista una conferencia de prensa en el Hotel City Express La Noria, también a la una de la tarde.