•  |
  •  |
  • END

Todavía eran las seis de la tarde de este martes e Iván Meneses seguía en el gimnasio de su tío, Alfredo Meneses, en Puebla, haciendo minutos extras, consciente del rival que tendrá en frente este sábado en el Auditorio Siglo XXI: el Campeón Mundial de la AMB de las 105 libras, Román “Chocolatito” González.

“Sé que es un peleador fuerte, que se ha ganado a pulso su prestigio como campeón invicto pero todo boxeador tiene sus puntos débiles y sé cuáles son los de él. Puedo sacarle la pelea con velocidad de manos y piernas, muchos “uppers” y ganchos a los bajos para quitarle condición”, dijo Meneses a EL NUEVO DIARIO después de su sesión de ayer.

Y agrega luego que se le recuerda que Román es considerado por los expertos del boxeo mundial como el mejor 105 libras del planeta.

“Pero no es invencible. Sé que puedo noquearlo con mi técnica, rapidez, pero lo más importante es que he cambiado mucho respecto a mis últimas peleas. Él ha visto algunos de mis vídeos y sé que por eso dijo que no le aguantaré pero lo voy a sorprender cuando suba al ring y se dé cuenta cuánto he cambiado respecto a mis últimas peleas. No sabrá cómo reaccionar”, explicó el mexicano, quien tiene 14 victorias, ocho por nocaut pero sufre cinco derrotas, dos antes del límite.

“Hice una gran preparación, me siento todavía más rápido y sé que tengo para vencerlo. Ésta es la oportunidad que estaba esperando y no voy a dejar que me la arrebate aunque se trate del mejor, como lo han calificado”, expresó.

Para esta tarde está prevista una conferencia de prensa donde estarán nuevamente frente a frente Román e Iván. La cita será a la 1:00 p.m. en el salón del Hotel City Express La Noria de Puebla.

Se mantiene en 107

El campeón mundial, Román González, entrenó una hora por la tarde y sin hacer mucho esfuerzo, pues ya bajó la carga, salió en 107 libras. Hay que hacer la salvedad que amaneció ayer en 107.5 libras, pero después de la sesión de trabajo volvió al mismo peso con el que cerró el lunes.

“Lo veo bastante fuerte, está muy tranquilo. Por eso bajamos la carga porque ya está cerca del peso y solo restan dos días para subirse a la báscula y no dudamos que saldrá todo bien según lo planeado”, comentó Carlos Pilato desde Puebla.

Para hoy está previsto que llegue a Puebla la esposa de Román, Raquel Doña, quien por primera vez acompaña al monarca en una de sus peleas de título.