•  |
  •  |
  • END

Si en la Liga Profesional se vio a un Bóer renovado, en el Campeonato de Béisbol “Germán Pomares” veremos un equipo cargado de juventud en busca de su propia identidad. Prácticamente están apostando al futuro.

Peloteros como Marlon Abea, Stanley Loáisiga, Danilo Sotelo, Erick Morales y Álvaro López, que todavía el año pasado representaban símbolos para la tribu y eran gestores de entusiasmo, ahora militan en otros clubes, mientras la savia nueva se instala en el club, esperando fortalecer los cimientos.

Julio Sánchez, entrenador general del conjunto y que ha seguido de cerca el desarrollo de la mayoría de los peloteros del equipo, señala que “se tiene a los mejores peloteros categoría “C” del departamento, y varios de ellos tienen experiencia. Será fundamental la forma en que se combinen con los peloteros categoría “B”.

Del equipo que jugó la temporada pasada y que sólo llegó a la semifinal, en la que perdió ante el Estelí, los directivos de la Tribu dispusieron retener a diez y le abren espacio a otros que han jugado con el conjunto y pueden tener una buena actuación.

Defensivamente se puede presentar un buen equipo. Héctor Muñoz o Jhonatan Loáisiga en la inicial, Mario Holmann en segunda, Ofilio Castro en el short, Edgard Montiel y Jass Vargas combinándose en la antesala, con Janior Montes como titular de la receptoría, respaldado por Melvin Bermúdez y Jass Vargas. En los jardines hay mucha velocidad y buena defensa, con Marvin Garay en el left, Darrel Walters por el central y Bismarck Guadamuz hijo por el lado derecho.

En la reserva están Cristian Hernández, Cristian Saravia, y se está pendiente de otros dos jugadores.

No se ve poder en el equipo, ese bateo de largo alcance que siempre se ha exigido, pero se ha ganado velocidad, que permitirá presionar en las bases, con muchas jugadas desestabilizadoras.

Un punto en que se ve en dificultades el Bóer es en su pitcheo. Los estelares son Mario Peña y Róger Marín como los peloteros “A”. Peña se hizo en el Bóer y la temporada pasada ganó 12 partidos, Marín es un lanzador de poder que necesita más trabajo.

Entre Juan Serrano, Luis Hernández, Wilber Acevedo, Fulvio Delgado y posiblemente Julio Mendoza y Berman Conde, determinarán a los otros abridores y será un trabajo exclusivo del Boricua Jiménez.

Y diferente a la Profesional, a Noel Areas le entregaron el equipo desde el inicio, para que le dé su “toque de distinción”. A su lado está Sandy Moreno, que hizo un buen trabajo la temporada pasada.