•   Los Angeles Times  |
  •  |
  •  |
  • END

Vamos a hablar del temor más profundo de los Dodgers, un secreto a voces que todavía está demasiado cerca de casa para que los fieles se dirijan de buen grado: su pitcheo abridor. La verdad es que la rotación de los Dodgers podría fácilmente ser la mejor en el Oeste de la Liga Nacional, pero también puede resultar la peor.

Cada uno de los primeros cuatro abridores titulares llegará esta primavera con serias dudas, y hay muy poca profundidad detrás de ellos. Y como siempre, la profundidad será necesaria. Hiroki Kuroda, Clayton Kershaw, Chad Billingsley, y Vicente Padilla se dirigirán a la primavera con los primeros cuatro lugares garantizados. Eric Stults y James McDonald lideran una larga lista de potenciales para quinto abridor.

Kuroda, de 35 años, viene de una temporada razonable, teniendo en cuenta que en dos ocasiones salió de la rotación por una lesión. Sin embargo, 8-7 con una efectividad de 3.76 fue apenas una mejoría de su temporada anterior, y a su edad, una lesión adicional es siempre un riesgo.

Kershaw sigue siendo un prospecto absolutamente emocionante. Disfrutó de un excelente segundo año (8-8, 2.79, 185 ponches). También lanzó un récord personal de 171 entradas y es probable que lance más esta temporada. Por mucho que se parezca a un próximo as, los Dodgers tendrán que vigilar de cerca el efecto del trabajo extra. Billingsley está en peligro de convertirse en un enigma. Hay momentos en que parece brillante, y otros, cuando parece frágil. Él tuvo un buen comienzo el año pasado y parecía haber construido su confianza, sólo para desaparecer en la segunda mitad. Este es su quinto año, y el tiene que solidificarse.

Padilla esencialmente reemplaza al comedor de entradas Randy Wolf en la rotación. Después de llegar a los Dodgers, el 20 de agosto, el voluble Padilla, contando con la postemporada, se fue de 5-1 con 3.20 de efectividad. No golpeó a los bateadores. Ahora, el ¿puede mantenerse sólido una temporada completa?
Como grupo, podrían verse fuertes. Por otra parte, no es difícil imaginárselos yendo por el sentido contrario. Ahora miremos las rotaciones prevista de los rivales de los Dodgers en el Oeste de la Liga Nacional. Arizona: Brandon Webb, Dan Haren, Edwin Jackson, Ian Kennedy y Billy Buckner. Colorado: Ubaldo Jiménez, Aaron Cook, Jorge De La Rosa, Jeff Francis y Jason Hammel. San Diego: Chris Young, Jon Garland, Mat Latos, Kevin Correia y Clayton Richard. San Francisco: Tim Lincecum, Matt Cain, Jonathan Sánchez, Barry Zito, el prometedor fenómeno Madison Bumgarner.

Sólo los Padres son, evidentemente, inferiores. Lincecum viene de ganar premios Cy Young en temporadas consecutivas y lidera un staff profundo. Webb y Haren son potenciales ganadores del Cy Young para Arizona. Colorado es sólido del uno al cinco. Por supuesto, ninguno de los staffs rivales tienen la clase de apoyo de la alineación de los Dodgers en su conjunto. Pero para ganar consistentemente, los Dodgers necesitan que muchas de las preguntas de la rotación sean contestadas. Si esperan repetir en el Oeste y, finalmente, avanzar a la Serie Mundial, todas las respuestas tendrán que ser positivas.

Y eso es bastante cuestionable.