•  |
  •  |
  • END

La experiencia acumulada la temporada pasada y el “fogueo” tenido en la Liga Profesional, provocaron unos interesantes resultados de los equipos en el despegue del “Pomares 2010”, que promete ser muy competitivo, cargado de grandes sorpresas.

Cuando el 31 de enero de 2009 inició el campeonato con 14 equipos, algo que sólo se había visto 29 años atrás, en el inicio de los “Pomares”, había interés por ver el funcionamiento de los conjuntos, que ya no eran trabucos, sino con elementos de las localidades.

Y los equipos tradicionales no desentonaron. En cuatro partidos, Rivas y Estelí, que habían hecho mucho trabajo en su cantera, se proyectaron rápidamente a los primeros lugares. Los rivenses llegaron a ganar sus primeros 8 partidos, y en el camino se les unieron otros clubes “enrachados”, como Granada y el Bóer, que alcanzaron la decena de triunfos consecutivos. Granada hasta tiró cuatro blanqueadas seguidas.

Chinandega 3-1, Bóer 2-2, Granada 2-2, Rivas 4-0, Estelí, Chontales, Matagalpa y Masaya 3-1, con León 2-2, fueron los que arrancaron mejor, mientras Juan Oviedo iniciaba como el mejor bateador (.667), Esteban Ramírez y Justo Rivas bateaban dos jonrones, y Justo remolcaba siete carreras.

Esta vez el comienzo fue más equilibrado y hasta sorpresivo, como es el arranque chontaleño, que barrió a León en cuatro partidos, las victorias del Jinotega (3-1) sobre Boaco, las reacciones de Chinandega y Costa Caribe, que tras perder el primer partido ganaron los siguientes tres… ¿Alguien esperaba ver a los debutantes Las Segovias vapulear al Carazo y al mismo Diego Sandino?

Fue un espectáculo ver a Ronald Garth despegar con dos jonrones y nueve remolques. Recordamos que al integrarse al “Pomares” arrancó con dos jonrones, pero ahí se quedó, por una lesión que parece superada… El otro de dos jonrones es Lenín Aragón, un pelotero de poder que espera brillar esta campaña.

Observando las cifras, no dejamos de sorprendernos al ver que el equipo más ofensivo el fin de semana fue el de Las Segovias, que promedió .296, bateando 37 hits en 125 turnos contra Carazo, a los que les anotaron 25 carreras, la más alta cifra de la jornada.

Los otros equipos más ofensivos fueron Chontales con .286 (36-126), anotando 22 carreras, el Frente Sur Rivas bateó para .283 (32-113) ante el Bóer, mientras la Costa lo hacía para .281 (32-14) ante los matagalpinos, que tienen un buen staff de pitcheo.

Granada mantuvo su prestigio monticular, al ser el de mejor efectividad colectiva. Contra el Masaya lanzó para 0.84, por 3 limpias de un total de 5 en 32.1 episodios. Pero mostró poca ofensiva. Batearon apenas para .231 contra los masayas, que no tienen lanzadores de reputación.

Chontales lanzó para 1.91, a como indicábamos ayer, anulando a los metropolitanos… El Rivas lanzó para 2.25 (8 limpias en 32 innings) y Estelí, pese a que perdió la serie, lanzó para 2.67 (10 limpias en 33.2 innings).

El promedio ofensivo más bajo lo tuvo Masaya (.217), que tiene una gran línea de bateadores, Matagalpa .227 (27-119), Granada .231, Boaco .236… Y los peores en efectividad fueron Carazo, con 5.23, Las Segovias 4.35, León 4.07 y Jinotega 4.06, pero debe tomarse en cuenta que en el cuarto partido en una entrada les hicieron 8 carreras. En los primeros tres juegos lanzaban para 1.08, por 3 limpias en 25 innings, con dos blanqueadas sobre Boaco.

En el Pomares se batea para .256 y se pitchea para 3.05. Se anotan 202 carreras, al promedio de 7.21 anotaciones por partido.