•  |
  •  |
  • END

El País / España
El capitán del Chelsea, John Terry, ha aprovechado los días de descanso que le dio el entrenador del equipo, Carlo Ancelotti, para viajar a Dubai y reconciliarse con su esposa tras revelarse la relación que mantuvo con la ex mujer de su amigo y compañero en la selección inglesa, Wayne Bridge.

Eso es al menos lo que se desprende de las fotografías que publicó ayer toda la prensa sensacionalista británica, en las que Terry y su esposa Toni aparecen besándose junto a una piscina de un lujoso hotel del emirato al lado de sus dos hijos.

Aprovechando que este fin de semana no hay Premier y que el Chelsea tiene un enfrentamiento fácil en la Copa inglesa frente al Cardiff, de segunda división, Ancelotti dio esta semana unos días libres a Terry para que solucionara sus problemas personales.

El defensa es desde hace dos semanas la comidilla de los tabloides del Reino Unido, tras conocerse que tuvo una aventura con Vanessa Perroncel, una modelo de ropa interior francesa que fue la pareja del lateral izquierdo del Manchester City Wayne Bridge.

El escándalo le costó a Terry el puesto como capitán de la selección inglesa, por decisión del entrenador Fabio Capello, y también, según diversos medios, una fuerte suma de dinero para convencer a Perroncel de que no contara detalles de su “affaire”.

Terry dice que son “una pareja fuerte”. “Las fotografías dicen más que las palabras sobre cómo somos como pareja”, señaló. “Nadie sabrá nunca de lo que Toni y yo hemos hablado. Nadie llegará nunca a estar cerca de saber cómo es nuestra vida. Somos gente discreta. Sabemos lo que sentimos el uno por el otro y eso es lo principal. Nuestra relación nunca se ha derrumbado”, dice.