•   CHICAGO / MLB.com  |
  •  |
  •  |
  • END

Una persona que pudiera tener el mayor impacto con los Cachorros durante la temporada de 2010, nunca jugó más arriba del nivel Doble-A.

Rudy Jaramillo estuvo cuatro temporadas en las Ligas Menores, pero nunca fue llamado a las Mayores. Ahora es el coach de bateo de los Cachorros y llega a los entrenamientos primaverales con una impresionante lista de pupilos, incluyendo uno de los nuevos jugadores en el equipo de quien espera le ayude a vender su filosofía de juego.

“No sé si entiendan la magnitud de lo que Rudy puede hacer con los bateadores,” dijo Marlon Byrd. “Es increíble”.

Jaramillo se fue de los Rangers de Texas después de 15 temporadas. Sus bateadores ganaron 17 premios Silver Slugger, tres títulos de cuadrangulares, tres de carreras producidas y uno de bateo.

“Es un gran maestro,” dijo Byrd, que llegó a los Cachorros siguiéndolo de los Rangers, firmando un contrato de tres años. “No jugó en las Grandes Ligas o tuvo una carrera larga en el béisbol, pero con el tiempo se ha convertido en un gran coach de bateo, eso es muy bueno, poder enseñar a los bateadores a mejorar sus swings”

Byrd se ha beneficiado con esta sociedad. La temporada pasada bateó .283 e impuso marcas personales en dobles (43), cuadrangulares (20), carreras producidas (98) y porcentaje de slugging (.479). En cuatro temporadas con Filadelfia, Byrd tuvo un promedio de .271 con 13 vuelacercas. En tres años con los Rangers y Jaramillo, Byrd bateó .295 con 40 jonrones.

Los Cachorros se clasificaron como el número 12 en la Liga Nacional en cuanto a promedio de bateo se refiere la temporada pasada, y el promedio de equipo de .255 se vio afectado por la ausencia de jugadores claves como Aramis Ramírez, Geovany Soto y Alfonso Soriano.

“Si pudimos ganar la temporada pasada 83 partidos con todos los problemas y lesiones que tuvimos, creo que podemos ganar otros ocho o diez juegos esta temporada si nos mantenemos sin lesiones”, dijo Lou Piniella, el manager de los Cachorros.

Los Cachorros están contando con mejores temporadas de la larga lista de jugadores lesionados, que es parte de la razón de que no hicieron cambios radicales con miras a la temporada de 2010.

Además de Byrd, las otras adiciones son Xavier Nady, proyectado para compartir el jardín derecho con Kosuke Fukudome, y el lanzador Carlos Silva, adquirido de los Marineros de Seattle por Milton Bradley.

Bradley también trabajó con Jaramillo en Texas y fue el líder de la Liga Americana en porcentaje de base en 2008. Pero no logró repetir los números en Chicago, y su salida fue festejada. Bradley le dijo Byrd que “hiciera lo que él no pudo hacer.”

“Vamos a empezar de nuevo”, dijo Piniella.

Fukudome se mueve hacia el jardín derecho, donde parece más cómodo, Byrd se hace cargo en el centro, y el resto de la alineación parece muy familiar.

Éste es el último año en el contrato de Piniella. Se apresuró a señalar que Bobby Cox, Joe Torre y Tony La Russa también tienen unas ofertas de año, así que el status de Piniella no es un gran problema.

“Mi situación no debe ser y no será una desconcentración y no será un obstáculo”, aseguró Piniella. “Nos vamos a concentrar en el equipo de béisbol y ganar tantos juegos como sea posible y dejar a los muchachos salgan a jugar. Eso será suficiente para mantener satisfechos a todos este verano”.

Los Cachorros ganaron la Central de la Liga Nacional en las primeras dos temporadas de Piniella, sin embargo, han terminado de 0-6 en la postemporada. Finalizaron como segundo el año pasado a pesar de todas las lesiones y la confusión. Dijo que su mensaje de esta primavera será tratar de ganar la división.

“Simple y llanamente, no creo que nada más hay que decir”, dijo.

Soriano también está familiarizado con Jaramillo, después de haber jugado para él en Texas en 2004 y 2005. ¿Jaramillo podría regresar a su nivel al jardinero izquierdo? ¿Puede ayudar a Soto? Jaramillo ha pasado el invierno observando vídeos y ha llamado a algunos de los jugadores y habló con Piniella sobre algunos, como el segunda base Mike Fontenot, quien terminó con promedio de .236.

“Él tiene un sistema”, dijo Byrd de Jaramillo. “Es muy simple. Es el swing y exactamente lo que se supone que es. Walt [Hriniak] tenía sus cosas que funcionaron, Jim Lefebvre tenía sus cosas que funcionaron, Mitchell Page enseñó a todo el mundo manos hacia atrás. Todo el mundo es diferente. Cada entrenador de bateo es diferente y cada bateador es diferente, al mismo tiempo”.

¿Funcionará?

“Rudy es un maestro,” dijo el receptor de los Cachorros Koyie Hill. “Él es el tipo que no te dice lo que estás haciendo mal. “ Es como un maestro en la escuela. Ellos te enseñan lo que necesitas saber para tener éxito. Creo que Rudy va a ayudarnos a lo grande”.