•  |
  •  |
  • END

A partir del fin de semana, en algunos equipos habrá cambios sustanciales en sus alineaciones, no sólo por los ajustes que realizan sus técnicos, sino por la salida de algunos peloteros que están en el béisbol organizado.

La Costa Caribe ayer le dio de baja a Dwight Britton, uno de sus principales artilleros, quien debe reportarse en marzo a los entrenamientos de las menores de su organización Marineros de Seattle; a esa misma pertenece el lanzador rivense Víctor Duarte, mientras que el paracorto granadino Iván Marín, que recién firmó con los Bravos de Atlanta, alista maletas para emprender la nueva empresa.

Sin estos peloteros, ¿cuánto se desajustarán sus equipos?

El más afectado será el Granada, que pierde a su principal hombre del cuadro interior. Aunque Marín batea escasamente .100 puntos, no empuja carrera y apenas anota 3, su guante es la garantía para las victorias. De los 17 errores que lleva el equipo, él sólo tiene uno, y seguro es en tiro, nunca por fildeo.

Desde antes de la gira a Puerto Cabezas, los granadinos buscaban al sustituto de Marín en las paradas cortas, apesarados porque no hay mucho elemento de dónde disponer y porque perderán solidez en la defensa.

Habrá que echar ojo a la cantera y darle oportunidad a Darwin Sevilla, quien ha sido intermedista regular, habría que enviar a Ronald Acuña a segunda y dejar a Lenín Aragón en tercera, temiendo por sus tiros.

La Costa Caribe perderá un bateador de poder y de buena defensa. En los doce juegos en que actuó, Britton bateó para .306, con 6 remolques y un jonrón, que lo bateó en su último turno ante Granada en Puerto. Lo sustituirá Rommel Mendoza, quien también está firmado, y posteriormente también dejará al club.

Rivas perderá un abridor de su rotación. Aunque tiene una derrota, Víctor Duarte es garantía en la colina. La temporada pasada, jugando poco, tuvo balance 6-2 y 1.38, aportando su grano de arena para la clasifiación del equipo a la semifinal. Su calidad se mantiene, ya que lanza para 1.50 en 18 episodios, ponchando a 15.

En estos días los equipos han trabajado en el fortalecimiento de los puntos débiles y trazan nuevas estrategias buscando un poco de suerte.

El Bóer está ajustando su alineación, en la que posiblemente deje como el cuarto bate a Johnatan Loáisiga, quien se está adaptando bien a ese rol… Se incorporó Edgard Montiel a los entrenamientos y también está entrenando Ariel Saldaña, quien debutó en 2007 con el Bóer, pero estuvo fuera por lesión.