•   Notas de AS y EL PAIS  |
  •  |
  •  |
  • END

Mientras dos goles de Lionel Messi salvaban al Barcelona de un imprevisto traspiés frente al Almería, permitiéndole rescatar un punto con el empate 2-2, el Real Madrid estremeció a más de 80 mil en el Bernabéu, arrebatándole al Sevilla un partido que perdía 0-2, con goles de Cristiano Ronaldo, Ramos y el dramático de Van der Vaart al minuto 91. Real y Barcelona encabezan la tabla de posiciones con 62 puntos en 25 juegos, con el Barsa sufriendo sólo una derrota, en tanto el Madrid ha sido vencido tres veces, sin embargo, hay una pequeña ventaja de la tropa de Pellegrini en diferencia de goles (67-20), por (61-16).

VICTORIA ÉPICA

Un gol de Van der Vaart en el tiempo añadido culminó la espectacular remontada del Real Madrid, que levantó un 0-2 en contra para convertirse en el nuevo líder de la Liga. El Sevilla tomó ventaja con los goles de Xabi Alonso, en propia puerta, y Dragutinovic, con la colaboración de Casillas. Cristiano y Ramos equilibraron el resultado y Van der Vaart completó el trabajo. El Madrid ha ganado sus 13 partidos en el Bernabéu.

Mereció el triunfo el Madrid y lo buscó superando todos los obstáculos que se encontró en el camino, que no fueron pocos. Esos dos goles en contra, la magnífica actuación del gran Palop. Supo controlar la ansiedad de verse debajo en el marcador, nunca renunció a la victoria, siempre creyó en ella, quizá porque el Madrid es el único equipo capaz de ver una victoria donde los demás sólo veían un empate. Ese corazón indestructible fue el que llevó a doblegar a un buen Sevilla y a vestirse con el traje de líder. Los futbolistas del Madrid se abrazaron al final como si hubieran ganado la Liga. Deberán todavía trabajar mucho para hacer realidad ese objetivo.

OTRA HISTORIA

En Almería, los hombres dirigidos por Guardiola, que fue expulsado a la media hora de juego, no lograron sacar los tres puntos en un partido en el que hubo numerosas ocasiones para ambos conjuntos y dijeron adiós al liderato de la Liga tras la victoria del Real Madrid ante el Sevilla. Cisma adelantó al Almería en la primera mitad y Messi empató tras una falta inexistente justo antes del descanso. Tras el intermedio, Puyol hizo en propia puerta el segundo del Almería e Ibrahimovic fue expulsado de forma exagerada. Messi logró la igualada final con su segundo tanto del choque.

Dos puntos de oro y el liderato lo dejó el Barcelona en Almería en un encuentro con alternativas tanto en el juego como en el marcador. El conjunto andaluz se adelantó por medio de Cisma al borde del cuarto de hora de la primera mitad. A falta de tres minutos para el descanso, Messi logró el empate tras lanzar una falta que no existió de Bernardello sobre Ibrahimovic. Guardiola fue expulsado por protestar al cuarto árbitro. Ya en el segundo acto, un mal despeje de Puyol a centro de Guilherme significó el gol del capitán culé en propia puerta, segundo tanto del Almería. A falta de media hora para la conclusión del choque, Ibrahimovic fue expulsado de forma exagerada en una acción que se pudo resolver con cartulina amarilla. Poco después, Messi marcó su segundo gol que significó el empate definitivo.