•  |
  •  |
  • END

El Bayern, posiblemente sin Frank Ribery, enfrenta a un molesto Fiorentina, que afectado por un gol en claro fuera de lugar de Miroslav Klose, fue derrotado 2-1 en Munich, en tanto el Arsenal, vencido sorpresivamente en el Estadio Do Dragao por el Oporto 2-1, víctima de dos fallas próximas a lo grotesco del arquero polaco Fabianski, suplente del español Almunia, no podrá contar con el aporte del cerebral Cesc Fábregas, lesionado el fin de semana, al reactivarse hoy los octavos de final de ésta Champions 2009-2010, que continuarán mañana con las revanchas Manchester United-Milán y Real Madrid-Lyon.

Como en la serie de TV “Cortes y puntadas”, pocos equipos escapan a las bajas de personal importante en un momento de tanta trascendencia. El Milán, necesitado de una victoria por dos goles sobre el United en ese infierno que es Old Trafford, difícilmente podrá contar con la rápidez y habilidad para desequilibrar del brasileño Alexander Pato, mientras David Beckam, regresando a casa contra su ex-equipo, podría estar en el banco de los suplentes mañana.

Pero en el United, la gran duda es Wayne Rooney, quien con dos goles, cortó la inspiración del Milán en la primera batalla. Sería muy grave para Alex Ferguson, que tampoco contará con el lesionado Michael Owen, ni con Ryan Giggs y John O´Shea, no poder utilizar al mejor atacante del futbol inglés como es Rooney, tan crecido, que ha provocado comparaciones con Cristiano Ronaldo y Messi, como factor incidente en cualquier equipo.

El Madrid podría “sangrar” por la pérdida de Xabi Alonso, descartado por tarjetas, mientras fija un reemplazo por el brasileño Marcelo. Se dice que ni Gago, ni Lass, que han entrado de lleno en las consideraciones de los expertos, tienen las características de Alonso. Esta situación agranda la responsabilidad del cuestionado Kaká, con un Madrid obligado a voltear mañana ese 1-0 que le clavó el Lyon, con un gol de Makoun desde fuera del area en el minuto 46.

Jugar en el Bernabeau, sitio en el cual el Real es casi invencible, fortalece las esperanzas de resurgimiento que esgrime Cristiano Ronaldo con mucha seguridad. Sólo el Milán, y precisamente en el marco de la Champions, le ha asestado una zancadilla al Madrid en su estadio. Si el Lyon se convierte otra vez en una difícil ecuación incluso para Pitagorás, el Real podría volver a quedar eliminado en octavos, convirtiendo a Madrid en un gigantesco cementerio.

En la próxima semana, el Chelsea, sin su portero titular Cech, ahora en manos de Hilario, intentará en su patio, hacer reversible la derrota sufrida en San Siro por 2-1, consecuencia del gol madrugador de Diego Milito y el cañonazo rasante de Esteban Cambiasso, en tanto el Barcelona, forzado a firmar un empate 1-1 con el atrevido Stuggart, que se apoyó en la brillantez de Cacau y la utilidad de Hleb, necesita el ímpetu y el olfato de Ibrahimovic, y alguna utilidad por parte del devaluado Henry.

Con el Arsenal y el Fiorentina contra la pared, se inicia hoy la ronda final de los octavos en la Champions. Asi que, nuevamente, abrochemos los cinturones.


dplay@ibw.com.ni