•  |
  •  |
  • END

José Olivaritos Morales, padre y entrenador del tres veces campeón del orbe, Erik Morales, pronosticó un regreso triunfal del Terrible contra el nicaragüense José Alfaro, el próximo 27 de marzo en la Arena Monterrey.

“Mi hijo llegará muy bien preparado. Ya vamos casi tres meses de entrenamiento y se ha comportado de maravilla en las prácticas, le echa muchas ganas. Parece que entrena como todo un novato, con mucha motivación”, dijo el mentor.

“Erik quiere hacer una gran pelea, por eso entrena fuerte. Por el cariño y la honestidad que tiene con la gente, mi hijo escogió a un rival tan duro y difícil como José Alfaro, que ya fue campeón del mundo. Él como ya lo dijo, su pelea va a ser de a verdad”.

Una de las metas del peleador tijuanense es conseguir el cuarto título mundial en diferentes divisiones, después de haber ostentado los cinturones pluma Jr., pluma y ligero Jr., todos del Consejo Mundial de Boxeo (CMB). “Por eso mismo le pone muchas ganas y empeño a sus entrenamientos. Con la dedicación que le ha puesto para su regreso podrá alcanzar el cuarto campeonato mundial”, indicó.

El compromiso es complicado, ya que el nicaragüense y ex campeón mundial ligero de la AMB, José Quiebra Jícara Alfaro, será un rival de mucho cuidado.

“Se escogió a José Alfaro porque es un buen peleador, ex campeón mundial, fuerte y tiene un buen récord, se ha enfrentado a muy buenos peleadores. Tiene etiqueta de noqueador, le gusta fajarse. Le va a exigir a Erik”, resaltó.

Olivaritos Morales indicó que en la división en la que peleará su hijo, welter, le dará seguridad, “está probando otra división. Tiene la estatura para pelear en 142 libras o en peso welter, que es el peso en que se va a jugar el campeonato internacional”.

El mentor puntualizó que “buscaremos la victoria, ya sea por decisión o por el nocaut”.